Despliega el menú
Deportes

mundial de ciclismo

El llanto desconsolado del colombiano Germán Gómez y el uruguayo que le ayudó

Un joven ciclista se desespera tras sufrir un pinchazo y no encontrar ayuda, hasta que aparece un buen samaritano.

El llanto desconsolado de Gómez, en una imagen de vídeo.
El llanto desconsolado de Gómez, en una imagen de vídeo.
HA

La impotencia del colombiano Germán Darío Gómez tirado a un costado de la ruta, llorando sin consuelo al ver cómo se iban sus opciones de triunfo en la prueba en línea júnior de los Mundiales de Ciclismo, que se disputan en Yorkshire (Reino Unido), se hizo viral este viernes.

Un vídeo muestra cómo el corredor de 18 años, que iba en el pelotón de cabeza de la prueba, tiene que bajarse de la bicicleta por un pinchazo y asiste impotente al paso raudo de los coches que acompañan la carrera sin que ninguno de ellos se detenga para prestarle asistencia.

Su llanto desconsolado fue difundido por portales deportivos y dio la vuelta al mundo, al igual que su caminata por la carretera -junto a su bicicleta 'coja'- en busca de alguna ayuda para continuar en carrera.

Y en esa peregrinación encontró un 'santo'.

Cuando más desesperado estaba, un uruguayo bajó de un auto de cuantos formaban la caravana de la carrera para ayudarle. Era Álvaro Silva, padre del ciclista uruguayo Thomas Silva, que competía en la misma prueba. Un gesto que ha hecho su figura igualmente viral.

"Había 25 coches que acompañaban la carrera. A Colombia le tocó compartir con Chile y Uruguay. Por Chile iba un ayudante, por Uruguay mi padre y por Colombia un mecánico de ellos", explica el ciclista uruguayo de 17 años, que aún permanece en Yorkshire, donde este sábado compite Fabiana Granizal, la otra representante del país suramericano en los Mundiales de Ciclismo.

Según Thomas Silva, su padre, que se encuentra ya en viaje de regreso a Uruguay, no dudó en bajar del vehículo "aunque fuera de otra selección", ya que él tenía "la voluntad y el impulso de ayudarlo, era otro latinoamericano".

"Las calles eran muy angostas, el ritmo era muy fuerte y se fue desparramando la carrera. Al colombiano, que estaba delante conmigo, le surge un problema. No dejaron pasar a los autos y en cuanto llega mi padre le dice: 'dame la rueda que te la cambio'", relata vía Whatsapp sobre la buena acción de Álvaro Silva, explicada así por él a su hijo.

En la prueba de carretera finalizó en el puesto 37, siendo el mejor latinoamericano, a más de 12 minutos del ganador, el estadounidense Quinn Simmons, que hizo un tiempo de 3 horas, 38 minutos y 4 segundos. El colombiano Germán Gómez acabó sexagésimo.

El progenitor del júnior forma parte de la directiva del Club Ciclista Maldonado, donde se formó Thomas y del que es fundador su abuelo, Carlos Coussan, ciclista uruguayo que compitió en los años 60 y 70 del pasado siglo.

"(Mi padre) Acá vino para vivir esta experiencia juntos", comenta el seleccionado uruguayo, que regresará a su país este lunes junto a Granizal y Carlos Ramírez, técnico de la Federación de Ciclismo de Uruguay que acompaña a los corredores.

Al margen de la solidaria anécdota protagonizada por su padre, Thomas Silva comenta que participar en los Mundiales ha sido una "experiencia inolvidable" y que se siente "satisfecho" tras disputar la contrarreloj y la prueba en línea, ambas en categoría junior.

Sobre la prueba contra el crono, disputada el lunes 23, comentó las dificultades sufridas antes de la carrera, ya que no pudo reconocer el circuito antes de la competencia pues les habían extraviado las bicicletas.

"El circuito era muy técnico y también tuve unos problemitas técnicos en la largada. Se me torció la rueda de atrás, así que me tuve que frenar a regular y perdimos algunos segundos", afirmó.

Silva ha competido este año en España y Portugal en las filas del Arte En Transfer-LPS, radicado en la zona de El Bierzo (León), equipo que le ha garantizado "las puertas abiertas" para la próxima temporada.

Este estudiante de Bachillerato Deportivo en la UTU (escuela técnica) de Cerro Pelado (departamento de Maldonado, sureste de Uruguay) definió como "logro" encontrarse en Yorkshire en los Mundiales, ya que tanto para él como para Fabiana Granizal "es muy difícil" afrontar la preparación.

"Con el hecho de llegar ya nos sentimos satisfechos", concluyó Silva, quien, sin haber sumado medalla alguna, se ha convertido en protagonista, por medio de la figura de su solidario padre, de los Mundiales de Ciclismo 2019. 

Etiquetas
Comentarios