Deportes

ciclismo

El aragonés Sergio Samitier se exhibe en Asturias

El ciclista del Euskadi-Murias fue el gran protagonista de una jornada de alta montaña que termina con triunfo del estadounidense Kuss.

Samitier comandando la fuga de la jornada en la 15ª etapa de la Vuelta a España.
Samitier comandando la fuga de la jornada en la 15ª etapa de la Vuelta a España.
Javier Lizón/Efe

El ciclista estadounidense Sepp Kuss (Jumbo-Visma) se ha adjudicado este domingo la decimoquinta etapa de la Vuelta a España, de 154,4 kilómetros con salida de Tineo y final en alto en el Santuario del Acebo, mientras que el esloveno Primoz Roglic (Jumbo-Visma) ha logrado conservar el maillot rojo. Sin embargo, el gran protagonista de la jornada ha sido el aragonés Sergio Samitier. 

El ciclista del Euskadi-Murias ha sido el verdadero animador de la jornada, siempre en cabeza, incluso en solitario durante varios kilómetros. El pundonor y la valentía del aragonés han sido constantes durante toda la jornada. Su aventura en busca de la victoria de etapa ha terminado a menos de 10 kilómetros de la meta, donde ha sido neutralizado por el americano Kuss, a la postre ganador de la etapa. 

Chocando las manos con el público en la última y empinadísima sección de cemento del Acebo, Kuss celebró su triunfo con un tiempo de 4:19:04, por delante del portugués Ruben Guerreiro (Katusha-Alpecin), que entró a 39 segundos, y del británico Tao Geoghegan Hart (Team Ineos), a 40.

En la primera de las dos jornadas de alta montaña en Asturias, cuatro puertos de primera categoría propiciaron pronto la escapada de los escaladores, que formaron un grupo de cinco -Mark Padun (Bahrain-Merida), Sander Armée (Lotto-Soudal), Vasil Kiryienka (Team Ineos), Casper Pedersen (Team Sunweb) y Jesús Ezquerra (Burgos BH)- que atesoró una pequeña ventaja en el primer tramo de la etapa.

Un cuarteto perseguidor, con Ion Izagirre (Astana), Óscar Rodríguez (Euskadi-Murias) y Sergio Samitier (Euskadi-Murias) en sus filas, conectó pronto para reagruparse en cabeza, mientras en el pelotón, reducido a unas 40 unidades, no cesaban los ataques.

En el comienzo de la última subida al Acebo, el bielorruso Vasil Kiryienka (Team INEOS) y el español Sergio Samitier (Euskadi-Murias) lograron fugarse de la cabeza. Sin embargo, por detrás aparecía el estadounidense Sepp Kuss para tirar del grupo perseguidor y dejar atrás al oscense a falta de siete kilómetros para meta.

A 27 segundos, Marc Soler (Movistar Team), Mark Padun (Bahrain-Merida), Tao Geoghegan Hart (Team INEOS), Ruben Guerreiro (Katusha-Alpecin) y Óscar Rodríguez (Euskadi-Murias) buscaron frustrar su victoria. El cambio de ritmo del portugués Guerreiro, al que siguió Tao Geoghegan Hart, no tuvo premio y el norteamericano celebró la victoria.

Tampoco se quedó quieto en el pelotón el segundo de la general, el español Alejandro Valverde (Movistar), que en la subida atacó y obligó al líder, Roglic, a salir a su rueda. Poco a poco, fueron abriendo hueco con el grupo de Tadej Pogacar (UAE Team Emirates) y Miguel Ángel López (Astana).

Los dos rivales por la general entraron a 2:14 de Kuss. Roglic mantiene, por tanto, 2:25 de renta sobre el murciano en la general de la ronda española, mientras que Pogacar es tercero a 3:42 del esloveno. Nairo Quintana (Movistar) cedió 1:35 respecto a Roglic y Valverde y está ya a 5:09.

Este lunes proseguirá la competición con la otra etapa de altísima montaña, de 144,4 kilómetros entre Pravia y el Alto de La Cubilla y con tres puertos. Será, por tanto, una jornada vital, porque el que salga líder tendrá billetes más que suficientes para proclamarse campeón de la Vuelta. 

Etiquetas
Comentarios