Deportes

Piragüismo

El Descenso Internacional del Cinca espera la participación de mil piragüistas

La prueba alcanzará el próximo domingo su 22ª edición. En esta ocasión ha incidido en el dispositivo de seguridad.

Piragüas en el río Cinca.
Piragüas en el río Cinca.
Javier Navarro

Lo que comenzó como una actividad lúdica entre varios aficionados al piragüismo allá por 1998, continúa creciendo ya afianzada como una prueba incluida en los calendarios de la federaciones española e internacional. El Descenso Internacional del Cinca celebra el próximo domingo, 25 de agosto, su 22ª edición con las expectativas puestas en alcanzar los mil participantes entre sus vertientes competitiva, popular e infantil.

La cita, cuya trascendencia desborda en la zona el ámbito deportivo, se explica a través de cifras grandilocuentes. Su recorrido, de 19 kilómetros, atraviesa cinco términos municipales de las provincias de Huesca, Lérida y Zaragoza. Arranca en Fraga, tiene un punto intermedio en Torrente de Cinca y finaliza en Mequinenza. En su organización están implicados 31 organismos como la Comarca de Bajo Cinca, varios ayuntamientos, la Federación Aragonesa de Piragüismo, el Capri Club y el Caiac Baix-Cinca, y más de 400 personas, de las que 170 pertenecen al dispositivo de seguridad y 200 son voluntarias.

Entre las novedades figuran el adelanto del inicio de la salida competitiva en quince minutos, será a las 9.30, y el refuerzo en el dispositivo de seguridad. Así se sumarán bomberos llegados desde Zaragoza y de la Diputación Provincial de Huesca y todos los piragüistas deberán portar una pulsera identificativa con su número de dorsal y un número de teléfono.

Con el fin de subir al podio y marcar los mejores tiempos posibles tomarán parte entre 200 y 300 deportistas de una veintena de clubes llegados de diferentes puntos de España. Las altas temperaturas y el hecho de que el pasado fin de semana se celebrase en Pontevedra el Campeonato de España de maratón han hecho que todavía falten por confirmar muchas inscripciones. Sin embargo, desde la organización se confía en que a lo largo de la semana los cupos se vayan cumpliendo. Además, también se trabaja para que haya participación argentina y francesa. El plazo para poder estar presente finaliza mañana en el caso del descenso popular y al día siguiente, en el competitivo.

El arranque para los populares se producirá diez minutos después. En su caso, se espera que sumen unos 400 participantes cuya misión será disfrutar de una jornada de deporte. Previamente, el sábado habrá sido el turno del Trofeo Jóvenes Promesas, en el que unos 200 niños mostrarán cuál es el futuro del piragüismo.

Desde la organización se confía en que el caudal del Cinca sea el óptimo. Además, a pesar de que en un principio se había temido las algas y los lodos pudiesen suponer un problema, finalmente no será así.

De forma directa, seguirán la prueba a lo largo de su recorrido entre 3.000 y 4.000 espectadores, lo que da una muestra de su trascendencia social. De hecho, las actividades vinculadas al Descenso Internacional del Cinca se expanden a lo largo de varios días. Ya el fin de semana pasado se organizó una visita cultural a la ermita de San Salvador de Torrente de Cinca y Ballorbar acogió una jornada de promoción del piragüismo. Además, también dentro del mismo marco, se desarrollan ocho campañas sociales que fomentan el ecologismo, la inclusión, las expresiones artísticas y las posibilidades turísticas de la zona.

De cara al futuro, la organización se pone como retos, mantenerse como referencia a nivel nacional y seguir creciendo internacionalmente. Además, también se quiere aumentar el número de público.

Etiquetas
Comentarios