Deportes

champions league

El Liverpool, muy superior al Oporto, pone pie y medio en semifinales

Al subcampeón de Europa sólo le faltó mayor contundencia para sentenciar en Anfield la desequilibrada eliminatoria.

Firmino celebra el segundo el gol del Liverpool.
Firmino celebra el segundo el gol del Liverpool.
Carl Recine/Reuters

El Liverpool confirmó su favoritismo ante el endeble equipo luso y puso pie y medio en las semifinales de la Champions, gracias a una victoria que se quedó incluso corta para haber sentenciado ya en Anfield la desequilibrada eliminatoria. Tras un comienzo atrevido y prometedor del Oporto, desde que Keita abrió en el primer ataque del Liverpool, culminado con un remate afortunado que tocó en Óliver Torres sin que Casillas pudiese hacer nada, el vigente subcampeón de Europa fue muy superior a un rival al que ya endosó un 0-5 la pasada temporada en Do Dragao, en la ida de octavos.

Entre los integrantes del demoledor tridente de ataque del Liverpool, Firmino volvió a marcar, para conseguir su tercer gol en la presente Liga de Campeones e igualar así a Mané y Salah, que aunque no tuvo pegada sí hizo sufrir muchísimo con su desborde a la defensa del Oporto. Sobre todo, al tocado Alex Telles, a quien no pudo acompañar en el centro de la zaga el sancionado Pepe, cuyo puesto fue ocupado por el nuevo fichaje madridista, Militao. El Liverpool desnudó las carencias del Oporto, que mermado también por la ausencia en el centro del campo del mexicano Héctor Herrera, fue desarbolado por momentos por la velocidad y movilidad de un adversario poderoso, muy ambicioso y ofensivo antes del descanso.

Aunque el Oporto reclamó un posible penalti a la media hora de partido por una clara mano de Alexander-Arnold, el VAR no marcó la pena máxima, probablemente por entender que el balón ya había salido cuando el lateral del Liverpool cortó el balón con el brazo. La polémica acción ocurrió inmediatamente después de que Allison salvase a su equipo con un paradón a remate de Marega en una de las escasas ocasiones que tuvieron los visitantes. Porque el dominio, el fútbol, el físico, la calidad, las oportunidades, y también el control cuando fue preciso, fueron del Liverpool, al que sólo le faltó mayor contundencia en el área rival para ampliar el marcador.

El Liverpool volvió a demostrar un peligro enorme, más que en la elaboración, al robar y salir con velocidad frente a la temerosa zaga del Oporto, demasiado echado atrás en cuanto encajó el primero, aunque tras el descanso sí consiguieron los lusos frenar algo las contras y tapar los espacios de los 'reds'. Se cerró aún más el Oporto en la primera fase de la segunda mitad, en la que el Liverpool prefirió tranquilizarse y jugar con paciencia esperando dar otro zarpazo. Después de que a Mané se le anulase un gol al inicio de la segunda parte por fuera de juego, el Oporto, hasta la salida de Brahimi, decidió fortalecerse atrás y esperar al contragolpe, pero no tuvo opción. El Liverpool, midiendo los tiempos, apostó con dejar jugar entonces durante varios minutos al Oporto, para tener controlado al rival y confiar en que se le presentase otra ocasión a la contra, que es la suerte que mejor se le da al líder de la Premier para aniquilar adversarios.

Ficha técnica

Liverpool: Allison, Alexander-Arnold, Lovren, Van Dijk, Milner, Henderson, Fabinho, Keita, Salah, Firmino (Sturridge, min. 82) y Mané (Origi, min. 73).

Oporto: Casillas, Maxi Pereira (Fernando Andrade, min. 77), Felipe, Militao, Alex Telles, Corona, Danilo, Óliver Torres (Bruno Costa, min. 73), Otávio, Soares (Brahimi. min. 62) y Marega.

Árbitro: Mateu Lahoz (España). Tarjetas amarillas a Soares y Felipe.

Goles: 1-0: min. 5: Keita. 2-0: min. 26: Firmino.

Incidencias: Partido de ida de cuartos de final de la Liga de Campeones 2018-2019, disputado en el estadio de Anfield.

Etiquetas
Comentarios