Deportes

gimnasia rítmica

Gimnasia rítmica de altura en Zaragoza

Un total de 45 clubes se han dado cita este fin de semana en la primera fase de la Liga Iberdrola.

Zaragoza ha sido escenario este fin de semana de una competición de primer nivel. La Liga Iberdrola de gimnasia rítmica, el circuito programado por la Federación Española (RFEG) que abre la posibilidad de que gimnastas que no pueden participar en campeonatos nacionales puedan hacerlo en una competición por clubes. El evento, organizado por la Territorial aragonesa junto con la Española, ha reunido a 45 clubes de 14 federaciones autonómicas, que han mostrado sobre el tapiz de la pista A del pabellón Siglo XXI sus mejores ejercicios. En total, fueron 373 inscritos de los cuales 241 son gimnastas. La Comunidad con el mayor número de participantes fue la Valenciana, con 101. El torneo, que se celebra en distintas fases clasificatorias con una final de la que saldrá el mejor club del país, programa tres divisiones.

En Primera, el Club Ritmo (Castilla y León) se alzó con el triunfo con un total de 84.800 puntos, seguido por el Club Mabel (Valencia, 79.050) y Club Gimnàstica Consell (Baleares, 76.150). El CR Galaica (Asturias se llevó la medalla de oro en Segunda División (76.400), siendo la plata para el Sport Ritmic (Baleares, 72.350) y el bronce para el madrileño Club Pozuelo (71.700). Y en Tercera, el Club Huelva (Andalucía) lideró la clasificación (60.450), con el también andaluz Club Rítmico Colombino (59.950) en segunda posición y el CGR Cerdanyola (Cataluña, 58.450), tercero. Además, el Trofeo Iberdrola de la competición fue entregado a la gimnasta catalana Alina Tarleva (CGR Cerdanyola).

Enfado en los Juegos Escolares

Paralelamente, en la jornada de este domingo la Territorial programó en la pista B del Siglo XXI los Juegos Deportivos en Edad Escolar de Zaragoza en el nivel Base, Autonómico, A y B. Decenas de padres y familiares se mostraron molestos al no poder acceder a las gradas. La pista B, a diferencia del A que cuenta con 3.000 localidades, tan solo dispone de 300 gradas, por lo que dada la gran afluencia muchos asistentes se quedaron sin sitio. La Policía Local y los Bomberos de Zaragoza acudieron hasta el recinto para desalojar a las personas que carecían de espacio en el interior y que se amontonaron en los pasillos enfadadas con la situación. Desde la Federación Aragonesa de Gimnasia lamentaron la situación, pero aseguraron que ninguna niña se quedó sola, ya que todas ellas se encontraban "calentando en el tapiz o en el vestuario" acompañadas por sus entrenadoras o por sus padres, recalcó el presidente, Miguel Royo.

Etiquetas
Comentarios