Despliega el menú
Deportes

Isabel Macías vuelve a correr en casa

La olímpica aragonesa, que compite en su ciudad dos años después, es uno de los grandes alicientes del Trofeo Ibercaja Ciudad de Zaragoza que se disputa esta tarde.

Isabel Macías, en el Palacio de los Deportes esta misma semana.
Isabel Macías, en el Palacio de los Deportes esta misma semana.
L.A. Marco

Isabel Macías, una de las mejores atletas aragonesas de las últimas décadas, vuelve a competir en Zaragoza. Casi dos años después, con un hijo y compleja operación por el camino, la mediofondista participará esta tarde en el Trofeo Ibercaja Ciudad de Zaragoza, la reunión de atletismo anual que se celebra en el Palacio de los Deportes de la capital. Macías ya regresó a la competición hace unos días en Valencia, pero el 1.500 de esta tarde será especial. Será el primero en casa después de ser madre. "He retornado a la competición y las sensaciones para todo el proceso que llevo detrás han sido buenas. En Valencia es cierto que no fue la carrera como esperaba en cuanto al resultado y quizá necesite una prueba a mi medida, como es la de Zaragoza", explica Macías.

En cualquier caso, más allá de marcas y resultados, lo que la aragonesa quiere es "salir a disfrutar e intentar ganar la carrera". "La marca es un aliciente, pero está lejos de ser una prioridad", asegura con sinceridad. "Echaba de menos las pistas y lo importante para mí es volver a correr. Son muchos meses y necesitaba sentir esa sensación de competición. Este periodo de inactividad me he sentido un poco sola, la verdad", admite Macías.

La atleta se refiere, por ejemplo, al abandono del Consejo Superior de Deportes (CSD). Su embarazo le hizo perder la categoría de deportista de alto nivel y el CSD le impidió solicitar dos subvenciones valoradas en un total de 7.500 euros. Interpuso un recurso, lo ganó y, a pesar de que ella no cobrará la ayuda, su caso ha sentado jurisprudencia para el resto de deportistas en su situación. "Aunque a mí, personalmente, no me haya servido, me alegro de que mi reivindicación pueda mejorar las condiciones de otras mujeres en el futuro. La vida me ha enseñado a no callarme contra las injusticias", explica la aragonesa, que lamenta que "en muchas ocasiones el atletismo es un deporte muy individualista y tendríamos que ser menos egoístas en según que situaciones".

Tokio 2020 en el horizonte

A sus 34 años, la subcampeona de Europa 2013 se marca retos ambiciosos a corto, medio y largo plazo. A corto, su objetivo es recuperar sensaciones sobre la pista y "disfrutar en el campeonato de España" para el que ya tiene plaza en la prueba de 1.500. "Si no hubiera tenido un invierno tan complicado pensaría en cosas más importantes en el Nacional, pero ahora, de momento, me conformo con volver a disfrutarlo", apunta con naturalidad la atleta.

Su ambición, eso sí, aumenta un par de escalones cuando piensa en metas de más recorrido. Cuando habla del medio y el largo plazo. Isabel Macías quiere estar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Lo pensaba antes de ser madre y peleará por ello después de ser. Lo dice con orgullo y convicción, sabedora de que es posible. "Ya pensaba en competir en Tokio antes de quedarme embarazada y ahora lo pienso aún con más ganas. Tengo que ir quemando etapas en mi regreso y tengo el sueño de poder volver a competir en unos Juegos Olímpicos", afirma ambiciosa la atleta, que ya compitió representando a Aragón y a España en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Etiquetas
Comentarios