Deportes
Suscríbete

El zaragozano Jesús Escacho, subcampeón de Europa de petanca

Este joven de 17 años pisó un terreno de petanca por primera vez con 13, hoy asegura que no podría dejarlo.

El equipo español que participó en el Subcampeonato de Europa de Petanca
El zaragozano Jesús Escacho, subcampeón de Europa de petanca

Aunque todavía pueda sonar sorprendente para muchos, la petanca continúa dando alegrías a los aragoneses –también a los más jóvenes- gracias a personas como el zaragozano Jesús Antonio Escacho Alarcón –más conocido entre los suyos como Chus- quien con tan solo 17 años acaba de convertirse en subcampón de Europa de petanca. “Para mí no es un juego ni un hobby. Es un deporte más”, reivindica.

El zaragozano pisó su primer terreno de petanca con tan solo 13 años gracias a su hermano mayor. Hoy, cuatro después, asegura que no podría dejarlo. “Una de las cosas que más me sorprendió cuando lo practiqué por primera vez fue la amabilidad de la gente y cómo me ayudaba todo el mundo”, asegura.

Por eso, alzarse apenas cuatro años después de sus inicios con las bolas metálicas con el título de Subcampeón de Europa de tiro de precisión y bronce por equipos –en la modalidad conocida como tripletas- hace tan solo unos días en el Campeonato de Petanca que discurrió en El Ejido, Almería, supone para él todo un orgullo. “Para mí es un honor representar a España y sobre todo a mi tierra, Aragón”, afirma el joven. “Las primeras tiradas no me salieron muy bien. Estaba muy nervioso pero poco a poco logré centrarme y al final llegué a la final”, recuerda satisfecho.

Un reconocimiento más en su trayectoria –el joven jugador quedó noveno del mundo por equipos en el Campeonato Mundial de Petanca en China- pero que, asegura, no le va a cambiar: “Creo que es muy importante ser humilde y no creerse mejor que nadie, pero sí que es verdad que la gente te respeta mucho o se preocupa si le toca enfrentarse a ti”.

Para el joven amante de este deporte, jugar a la petanca supone una evasión total de cualquier problema o circunstancia: “Es difícil de explicar, pero cuando estoy jugando me olvido de todo lo demás. Para mí, practicar es perder la conciencia del tiempo, sobre todo si lo hago con mi familia o mis amigos”.

Pero ¿cuáles son las claves para ser un buen jugador de petanca? El zaragozano lo tiene claro: entrenar, entrenar y entrenar. Por eso, Escacho dedica más de dos horas cuatro o cinco días a la semana a este deporte. “Por supuesto, también tiene que gustarte mucho y sobre todo tienes que disfrutar de los torneos, son dos cuestiones clave”, añade.

En cuanto a su equipo básico de entrenamiento, este se reduce a su colección de bolas de hierro –que pesan 690 gramos y miden 74 mm de diámetro-. “Suelo entrenar con mis hermanos, mi cuñada y con amigos en la pista del parque de Galán Bergua, en Delicias”, añade.

Un futuro profesional lejos de casa

Y aunque reconoce que, en ocasiones, sueña con dedicarse a la petanca de manera profesional, es consciente de que es algo muy complicado. “Claro que me gustaría, como a todos los jugadores de petanca, pero es dificilísimo ganarte la vida con esto y más aún en España. Seguramente tendría que irme a otros países con mayor tradición y en donde este deporte está mucho más extendido como Francia, y lograr que me fichase un club bueno”, resume.

Sobre ell cliché de que “la petanca es un juego de abuelos”, asegura que gracias a deportistas como él está cambiando: “Creo que se va diciendo menos porque cada vez somos más gente joven la que apostamos por practicar este deporte”. Algo que, asegura, no ha hecho más que empezar.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión