Despliega el menú
Deportes

Álex Rins, el piloto con raíces en Valdealgorfa, se confirma entre los mejores del mundo

A sus 22 años, conquistó este domingo el segundo puesto en el GP de Holanda de Moto GP, un trazado considerado la Catedral del motocliclismo. "Pronto llegará la primera victoria", asegura con ambición.

Álex Rins celebra su segunda posición en el GP de Holanda de Moto GP.
Álex Rins celebra su segunda posición en el GP de Holanda de Moto GP.
Vincent Jannink/Efe

Alejandro Rins Navarro, Álex Rins, guarda en su interior un talento natural propio de aquellos elegidos para sobresalir. De esos deportistas capacitados para dejar su impronta entre los mejores. Natural de Barcelona, pero con profundas raíces en la localidad turolense de Valdealgorfa, el piloto de 22 años consiguió este pasado fin de semana el segundo puesto en el Gran Premio de Holanda de Moto GP, en Assen, el circuito considerado como la Catedral del motociclismo y una de las mecas del deporte del motor. Por detrás, cruzaron la línea de meta leyendas en activo como Valentino Rossi, Jorge Lorenzo o Dani Pedrosa. Solo Marc Márquez fue más rápido que él en el trazado holandés.

Rins sumaba así su segundo podio en la categorías reina, tras el logrado en Argentina en el mes de abril. Un resultado que demuestra que este joven piloto ha llegado a la élite para quedarse. "Es un podio especial. Fue una carrera increíble, con todos los pilotos fuertes en el grupo de delante. Antes de empezar la carrera no me encontraba nada bien, incluso por la mañana pasé por la clínica móvil. Creímos en nosotros, sabíamos que teníamos un buen ritmo. Estuvimos ahí batallando. Aprendí muchísimo, con unos hachazos increíbles con todos", señaló tras la carrera en declaraciones a Movistar MotoGP.

La sobresaliente carrera de Rins fue coronada, además, con un adelantamiento a Maverick Viñales en uno de los últimos giros del trazado, lo que le permitió cruzar la meta en segunda posición. El broche de oro para una carrera inolvidable. Rins, piloto de Suzuki, explicó que vio que se le movía mucho "la moto al entrar en la curva rápida", donde adelantó a Viñales ya que "frenó muy pronto y lo aproveché ya que al final esto es MotoGP y no puedes guardarte nada".

Como siempre, la carrera fue seguida con especial atención en las casas, locales y bares de Valdealgorfa, donde reside gran parte de la familia de Rins y donde cada verano, desde que es pequeño, disfruta de unos días de descanso. Allí tiene sede su club de fans más multitudinario, que sigue al piloto desde sus inicios en 2012.

Después de ser tercero en Argentina y segundo en Holanda, el siguiente paso en la prometedora trayectoria de Rins es el primer puesto. "Será complicado porque hay mucho nivel. Pero vamos cogiendo experiencia, la moto funciona bien y pronto llegará", aseguró, convencido de sus posibilidades de conquistar la victoria en alguno de los once Grandes Premios que le restan al Mundial, incluida la cita del GP de Aragón, en Motorland, programada para el fin de semana del 23 de septiembre.

Rins debutó en Moto GP en 2017 con Suzuki en sustitución de Viñales, que firmaba entonces por Yamaha. El piloto con raíces turolenses tuvo un estreno accidentado en la máxima categoría, con varias lesiones que redujeron su rendimiento. En su segundo año, la regularidad ha marcado su pilotaje, con dos pódios que confirman su proyección. Subcampeón del Mundo de Moto2 y Moto3, Suzuki anunció en mayo un acuerdo de renovación del piloto hasta 2020, lo que le asegura dos temporadas más en la categoría reina del motociclismo. El futuro es suyo.

Etiquetas
Comentarios