Despliega el menú
Deportes

La Quebrantahuesos volverá a reinar por las carreteras del Pirineo

La prestigiosa marcha cicloturista de carácter internacional reunirá, junto a la Treparriscos, a unos 11.500 corredores el próximo sábado 23 de junio.

Nacho Torre (Ibercaja), Gustavo Alcalde (delegado del Gobierno), XavierBartrolí (Octagon) y Roberto Iglesias (Edelweiss), durante la presentación
Nacho Torre (Ibercaja), Gustavo Alcalde (delegado del Gobierno), XavierBartrolí (Octagon) y Roberto Iglesias (Edelweiss), durante la presentación
José Miguel Marco

La Quebrantahuesos volverá a inundar las carreteras del Pirineo aragonés, y también del francés, de ilusionados ciclistas que el próximo sábado 23 de junio se embarcarán en una apasionante aventura que les obligará a dar lo mejor de sí mismos. En la 28ª edición de la prueba, la Gran Fondo constará de 200 kilómetros y saldrá, como es habitual, de Sabiñánigo, con llegada en el mismo punto. El pistoletazo de salida se producirá a las 7.15, es decir, un cuarto de hora antes que en la edición del año pasado. Está previsto que congregue a unos 9.000 competidores amateurs.

A las 8.15 dará comienzo su hermana 'pequeña', la Treparriscos (85 kilómetros), que reunirá a 2.500 corredores en su decimoquinta edición. Se espera que participen deportistas de hasta 23 países en una ronda que hace mucho tiempo que cuenta con un claro sello internacional.

La marcha cicloturista, con un desnivel total de 3.500 metros, cuenta con un recorrido transfronterizo e incluye cuartos puertos de montaña que han formado (y forman) parte del recorrido de grandes rondas como el Tour de Francia -la carrera por etapas más importante del mundo- o la Vuelta Ciclista a España. Se trata del Somport, el Marie Blanque, el Portalet y Hoz de Jaca. El exciclista profesional Purito Rodríguez será el corredor homenajeado en esta ocasión. También habrá espacio para otros destacados nombres del ciclismo como el cinco veces ganador del Tour Miguel Indurain.

La carrera ha sido presentada este martes en un acto que ha tenido lugar en la sede de la Delegación de Gobierno de España en nuestra Comunidad, situada en la plaza del Pilar de Zaragoza. Han estado presentes el propio delegado, Gustavo Alcalde; la consejera de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez; el vicepresidente de la Peña Ciclista Edelweiss, Roberto Iglesias; el presidente de Octagon España, Xavier Bartrolí; y el director de Márketing y Estrategia Digital de Ibercaja, Nacho Torre. Este año, el banco aragonés se convierte en su único patrocinador principal con el deseo de que vuelva a resultar un éxito. "Sentimos como nuestra la Quebrantahuesos", ha afirmado Torre.

"Va salir espectacularmente bien", ha deseado Roberto Iglesias. El vicepresidente de Edelweiss, organizador de la prueba, ha sustituido a Fernando Escartín (ausente por compromisos en Italia). Además, ha avanzado los primeros datos de participación de una competición de la que intentarán hacer "una fiesta. Tenemos que vender Aragón", ha expresado.

Aparte del plano deportivo, el beneficioso impacto económico de la Quebrantahuesos ha centrado parte de los discursos de presentación. Se espera que unas 30.000 personas visiten Sabiñánigo y su entorno el próximo fin de semana, según Gustavo Alcalde, quien ha calificado a los Pirineos como un "elemento diferenciador" y, por extensión, a la carrera, "un escaparate" para mostrar la belleza de Aragón al que ha deseado "una larga vida".

En los mismos términos se ha pronunciado Xavier Bartrolí. "Nadie cuestiona que es una máquina para atraer turismo deportivo. Seguimos siendo la mejor cicloturista de Europa y puede que una de las mejores del mundo. Es una envidia para muchísimas otras comunidades autónomas", ha manifestado. El presidente de Octagon España, firma que colabora en la promoción y organización de la cita, ha destacado las facilidades que proporciona el entorno en el que esta se celebra. "Es una carrera para la que no hace falta construir ninguna infraestructura deportiva. Solo hay que poner en valor lo que hay, que no es poco", ha dicho.

Como muestra del enorme poder de atracción de la prueba, hay que mencionar que, tras el obligado sorteo debido a la masiva afluencia, hasta 7.000 corredores se han quedado fuera -por esta edición- de la Quebrantahuesos por motivos de seguridad y logísticos. Muchos de ellos lo volverán a intentar en 2019 para disfrutar de una prueba como pocas dentro del panorama ciclista. Toda una fiesta para la que el reloj sigue descontando las horas.

Etiquetas
Comentarios