Despliega el menú
Deportes

¿Cómo hay que preparar la Quebrantahuesos?

Adecuar la alimentación en las semanas previas, entrenamientos sostenidos y de calidad o un buen descanso, entre las claves.

Los corredores atraviesan el Puerto del Somport, en la última edición de la Quebrantahuesos
¿Cómo hay que preparar la Quebrantahuesos?
Rafael Gobantes

Este sábado arranca una de las marchas cicloturistas más importantes del panorama internacional. La Quebrantahuesos echará a andar desde Sabiñánigo con cerca de 12.000 corredores (entre ellos el pentacampeón del Tour Miguel Indurain) deseosos de superarse a sí mismos. 200 kilómetros -Gran Fondo- en los que la preparación desempeñará un papel fundamental. Pero, ¿cómo lo han hecho durante los meses previos los miembros del pelotón?

"Llevo preparando la carrera desde octubre", asegura Ramón Fernández. Este experimentado corredor del Club Ciclista Enbizzi lleva desde 1999 corriendo la mítica prueba; la del sábado será su decimoctava edición. Sólo el sorteo le ha privado en las últimas dos décadas de hacer pleno. "Hay que coger un buen fondo durante el invierno mediante tiradas largas. Sólo desde enero, llevaré unos 5.000 kilómetros en las piernas. Estos días, salgo un rato a 'pasear' (40 kilómetros), por mantener las piernas frescas e intento dormir bien. El descanso es fundamental", cuenta.

Fernández asegura que un amigo le 'engañó' el primer año, en el que no iba demasiado en las mejores condiciones. Acabó la carrera, aunque no sin sufrimiento. Actualmente, es más que consciente de la necesidad de una preparación a todos los niveles para disfrutar de esta gran fiesta del ciclismo. "Me tiene enganchado", explica.

La alimentación es un aspecto crucial para afrontar sin sobresaltos una cita de tal exigencia física. "En los últimos 15 días, hay que comer hidratos (arroz, pasta) y aumentar la carga conforme se acerca la prueba. También es necesario beber mucho líquido para prevenir los calambres y la deshidratación muscular".

Pero, ¿y el mismo día de la carrera, en el que los nervios pueden atenazar el estómago de los corredores? "Hay que levantarse un par de horas antes de la salida, aproximadamente (la prueba larga sale a las 7.15) para hacer todo con tranquilidad. Se deberían comer alimentos digestivos; en mi caso, durante los primeros años me hacía una tortilla de queso. Se puede probar con un tazón de leche con cereales, tostadas con mantequilla y mermelada y, quizá café", asegura. Sin embargo, las peculiaridades de cada deportista serán las que determinen su alimentación. "En el caso de los geles, hay que probarlos antes. A todo el mundo no le sienta de la misma manera, por eso recomendaría no probar nada nuevo. No está de más tampoco algo de magnesio o glucosa", aconseja.

Ir cómodo durante la carrera también influye a la hora de disfrutar de la Quebrantahuesos. Al fin y al cabo, serán muchas horas encima de la bicicleta (el mejor tiempo de Ramón Fernández es de 6 horas y 40 minutos). Por eso, no hay que olvidar las condiciones climatológicas. "Hay que mirar el tiempo que va a hacer ese día. A veces, es difícil elegir la ropa idónea. Puedes deshidratarte si llevas mucha -incide-. Yo suelo llevar una camiseta interior en el bolsillo para cambiarme luego. No me importa perder un par de minutos".

Este ciclista zaragozano optará asimismo por protegerse de los efectos del astro rey con crema solar, además de echarse aceite en las piernas. Lo que sea por protegerlas en una maratoniana jornada dando pedales. No esconde que, al igual que probablemente le suceda a otros corredores, todos los años le martillea la cabeza la misma pregunta: "¿Qué hago aquí?" Sin embargo, está próximo a cumplir dos décadas, casi ininterrumpidas, recorriendo las carreteras del Pirineo. ¿Será por la preparación?

Etiquetas
Comentarios