Despliega el menú
Deportes

La dirección no cambia de manos

Bellas y García, ambos con contrato, son los escogidos por el club para ocupar la posición de base.

Tomás Bellas y Sergi García.
Tomás Bellas y Sergi García.
Oliver Duch/ Aránzazu Navarro

Dentro de la importante revolución que espera acometer el Tecnyconta en su plantilla, la posición de base es la única en la que no se esperan cambios. A día de hoy, Tomás Bellas y Sergi García, ambos con contrato en vigor, son los dos jugadores escogidos para liderar la dirección de juego aragonesa. Dos piezas fundamentales dentro del nuevo proyecto, liderado por Jota Cuspinera, que actualmente constituyen el 50% de la plantilla del Basket Zaragoza para el próximo curso.

Bellas y García son, de hecho, los dos elementos sobre los que, en estos momentos, el técnico vasco sustenta su todavía insuficiente equipo. Con solo cuatro jugadores en nómina (los dos bases más el joven Barreiro y el croata Mazalin, primera incorporación), la continuidad en una de las posiciones más determinantes sobre la pista es uno de los pocos indicios con los que cuenta el entrenador para empezar a confeccionar su ideario de juego.

Diez años es la diferencia de edad entre Tomás Bellas y Sergi García. El primero, nacido en Madrid en 1987, es ya un jugador con un notable recorrido en la Liga Endesa. Tras seis campañas en el Gran Canaria, Bellas arrancaría su tercer curso en la capital aragonesa, donde el paso de los meses le ha ido entregando cada vez más galones en el juego.

Este último curso, en el que disputó 30 partidos, el madrileño ha promediado 27 minutos por encuentro en los que ha facturado 6,6 puntos; 5,1 asistencias y 8,6 de valoración. Unos números que se han visto notablemente condicionados por las importantes molestias físicas que le han acompañado durante toda la temporada, en la que Bellas demostró un importante grado de compromiso, disputando varios partidos sin poder rendir al 100%.

Sergi García, la alternativa

Por su parte, el joven balear, nacido en 1997, es una de las más firmes apuestas de futuro de la entidad zaragozana. Después de debutar en la máxima categoría en noviembre de 2013, cuando se convirtió en el jugador más joven del club en alcanzar la élite (condición que ahora ostenta Carlos Alocén), García ha experimentado un gran crecimiento, tanto personal como deportivo, que le ha permitido adquirir más presencia en varias fases de los partidos.

A partir de aquí, la dirección técnica del club aragonés, encabezada por Salva Guardia, rastrea el mercado en busca de varios jugadores que puedan completar un quinteto titular de garantías, con el objetivo, además, de que la rotación adquiera mayor protagonismo en diferentes fases de la temporada. Es decir, que el técnico maneje un abanico de alternativas suficientemente amplio cuando requiera de la presencia de algún miembro del banquillo. Un Jota Cuspinera que durante su presentación la semana pasada tanteó la posibilidad de contratar un escolta que pudiera desempeñar también las labores de base, completando así una dirección de juego que, previsiblemente, no cambiará de manos.

Etiquetas
Comentarios