Deportes
Suscríbete por 1€

Licencia para soñar

El retorno de Paola Ferrari y Gaby Ocete a Zaragoza eleva las prestaciones del Mann Filter de cara al próximo curso.

Paola Ferrari y Gaby Ocete posan con la bandera del Stadium Casablanca, ayer.
Paola Ferrari y Gaby Ocete posan con la bandera del Stadium Casablanca, ayer.
s. c.

Hoy se juega el primer partido de la última y decisiva serie final por el título en la Liga Femenina. Pero, todavía sin haber despedido el presente curso, el Mann Filter ha comenzado a jugar ya la próxima temporada en los despachos. Ayer, el conjunto aragonés presentó en las instalaciones del Stadium Casablanca a sus dos primeras incorporaciones para la campaña 2017/18. Dos fichajes de calidad, con una amplia experiencia a sus espaldas, que elevan de manera sobresaliente las prestaciones del cuadro zaragozano. En el acto, además del técnico Víctor Lapeña, estuvieron presentes Fredy Gimeno, responsable de la sección de baloncesto del club, y dirigentes del patrocinador principal de la entidad.

Tanto Gaby Ocete como Paola Ferrari no escondieron su satisfacción por su regreso a la capital aragonesa. Un retorno "esperado" por ambas partes, después de tener que hacer las maletas hace dos temporadas. "Estoy muy contenta de volver a un club como este. El tiempo que estuvimos aquí Víctor (Lapeña) supo sacar lo mejor de mí y eso es muy importante. Entonces, por diferentes motivos, no me pude quedar aquí, pero ahora estoy muy feliz de regresar y seguro que va a ser una gran temporada", auguraba Ocete con una sonrisa.

A su lado, su compañera el curso pasado en IDK Gipuzkoa tampoco ocultaba su satisfacción. "El Mann Filter es un club que me marcó mucho en mi trayectoria, disfruté completamente en todos los sentidos. Hubo una implicación muy grande y eso es algo que me encanta. Volver aquí ha significado un esfuerzo enorme, tanto por parte del club como a nivel personal, pero yo estoy donde quería estar. Eso para mí es lo primordial", expresaba con convicción Ferrari.

Sobre los hombros de la contrastada jugadora paraguaya recaerá gran parte del peso anotador del Mann Filter. Una responsabilidad que, a sus 31 años y tras una dilatada trayectoria, la escolta acepta con naturalidad. "El entrenador me ha dicho que iba a ser la referencia ofensiva. Pero él también sabe que mi juego no es solo eso. Para mí es esencial que mis compañeras disfruten a mi lado", indicaba.

Ambas llegan con el recuerdo de la gran actuación que cosecharon la temporada 2015/16, cuando el conjunto aragonés firmó aquel histórico cuarto puesto que le permitió disputar por primera vez un ‘play off’ por el título. "Cualquier jugadora tiene la ambición de estar arriba. Es un poco pronto, todavía no se ha confeccionado la plantilla, pero por nosotras no va a quedar el intentar repetir lo que conseguimos", reconocía la base de 28 años Gaby Ocete. Un deseo compartido junto a su compañera. "Fue un año de ensueño. El ADN del equipo deberá ser el mismo. Ojalá salga todo bien, nos respeten las lesiones y podamos repetir o incluso mejorar aquel logro", aseveró Ferrari.

Junto a ellas, siguiendo atentamente sus primeras valoraciones, estuvo el entrenador del cuadro zaragozano. Un Víctor Lapeña ambicioso, que no dudó en elevar la miras futuras de su equipo. "Su vuelta significa poder disfrutar de dos de las mejores jugadoras de Europa. Sería absurdo decir que, trayendo deportistas así, no vamos a hacer todo lo posible por estar entre los seis primeros. Están aquí para ganar y estar arriba. Ese es mi mensaje desde el primer día", concluyó Lapeña, consciente de que la llegada de Ferrari y Ocete concede al Mann Filter una valiosa licencia para soñar la próxima temporada.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión