Deportes
Suscríbete por 1€

El Tecnyconta se queda sin pívots

La lesión de Norel, cuyo verdadero alcance se conocerá hoy, deja muy mermado el juego interior de la plantilla. Su recambio, Filip Kraljevic, sigue sin responder a las expectativas generadas.

Norel machaca el aro del Unicaja, en el partido del domingo.
El Tecnyconta se queda sin pívots
R. Labodía

Henk Norel se perderá, al menos, el partido del próximo domingo en Bilbao. El pívot sufre "un importante esguince en el tobillo izquierdo", según anunció ayer el Tecnyconta Zaragoza, tras las pruebas a las que se sometió el jugador en el Hospital Quirón Salud Zaragoza. Sin embargo, el holandés será nuevamente examinado en las próximas horas, una vez que remita la inflamación del tobillo. Será entonces cuando los servicios facultativos del club, encabezados por Julián Cremallet, establezcan el verdadero alcance de su lesión. Si su inactividad se prolonga durante al menos un mes, el Tecnyconta abordará la contratación de un nuevo pívot. De hecho, el director deportivo, Salva Guardia, ya maneja diferentes alternativas para reforzar la pintura; aunque son, de momento, opciones muy remotas por las dificultades financieras que azotan a la entidad. Eso sí, las primeras exploraciones ya determinan que Norel no actuará seguro en Miribilla, el próximo fin de semana, en el partido que enfrenta al Tecnyconta Zaragoza con el Bilbao Basket.

La ausencia de Norel supone un importante contratiempo para el conjunto zaragozano. De hecho, el holandés es el único pívot de garantías de la plantilla, toda vez que su recambio, Filip Kraljevic, sigue sin responder a las expectativas generadas. El croata desempeña un papel residual. Su participación se reduce a 8 minutos por encuentro, con un promedio de 2 puntos y 2 rebotes por choque. Sin embargo, su función pasaba por ser un muro sólido y resistente, prácticamente inabordable, en las labores de contención. El pívot, de 2,12 metros de estatura, fue contratado para aportar consistencia y envergadura bajo los aros. Pero en su primera experiencia fuera de su país, Kraljevic se ha distinguido por su fragilidad defensiva y sus continuas desatenciones.

Mientras, Norel venía protagonizando un importante crecimiento en las últimas jornadas, después de un inicio de temporada irregular. Su rendimiento, lastrado por unas molestias en la rodilla izquierda, ha ido a más conforme avanzaba la competición. Y en sus actuaciones más recientes, ya se estaba acercando a las cifras de antaño, cuando era uno de los jugadores más cotizados del baloncesto nacional. Su mejor encuentro se produjo hace dos semanas, frente al Manresa, cuando alcanzó los 30 puntos de nota general, fundamentados en 21 tantos y 10 rebotes en media hora de juego. Y en el presente ejercicio, pese a los altibajos mostrados en el inicio de la competición, Norel viene firmando 10 tantos y 6 capturas y 13 de valoración por duelo, en los 23 minutos de media que permanece sobre la pista. El pívot se lesionó el pasado domingo, en los últimos compases del partido ante el Unicaja de Málaga (77-82), en una acción fortuita con Alen Omic. Por entonces, había facturado 13 puntos, 5 rebotes y 16 de valoración en 20 minutos.

Norel inició el curso con un reto particular: recuperar su verdadera medida. Un elevado potencial que quedó reducido por una grave lesión en 2013, cuando sufrió la rotura del ligamento cruzado de la rodilla derecha. Un revés que le sobrevino, precisamente, cuando desarrollaba la mejor temporada de su carrera deportiva. En aquel momento, era el quinto jugador mejor valorado del campeonato (16 de nota general) tras promediar 13 puntos y 6 rebotes por duelo. Una regularidad que no ha recuperado desde entonces, pese al tiempo transcurrido, y que viene persiguiendo de manera insistente en las últimas campañas. Ahora, cuando ya se acercaba a sus anteriores registros, se ha vuelto a lesionar. Entre hoy y mañana se conocerá el periodo de recuperación.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión