Despliega el menú
Deportes

Una exploradora del hielo en el siglo XXI

La escaladora oscense Cecilia Buil acaba de volver de Nueva Zelanda, donde ha añadido la cuarta muesca a su reto de abrir una vía de hielo en los seis continentes.

Cecilia Buil asciende con los piolets por un corredor helado de Nueva Zelanda.
Una exploradora del hielo en el siglo XXI
David Nieto

"Es una manera de explorar en el siglo XXI, ahora que ya está todo descubierto en este planeta". Así define la escaladora oscense Cecilia Buil su proyecto ‘Huellas on ice’, que busca abrir una nueva ruta de hielo en los seis continentes. Nueva Zelanda ha sido su última conquista tras Chile, Turquía y Sudáfrica, y solo le quedan dos etapas: Islandia y Canadá o Alaska.

La escalada en hielo le "cautivó" hace 15 años y desde entonces se ha especializado en esta disciplina. Lo que la hace única, como explica con pasión Buil, es que "solo se puede hacer por temporadas". "Tiene el encanto de que tienes que estar esperando la oportunidad y que todos los años es diferente porque incluso dentro del mismo invierno puede cambiar mucho en función de las condiciones, la temperatura... Cada vez escalas algo diferente y otra de las cosas que me gusta mucho es que no se deja ningún tipo de rastro ya que al acabar, quitas los tornillos y cuando la cascada se cae a final de temporada, no queda ninguna huella".

Para Cecilia Buil, poder abrir vías nuevas "es lo más creativo en la escalda, lo más emocionante, porque pasas por sitios por donde no ha pasado nadie, es como jugar a ser exploradora".

Y este juego comenzó en 2014 en Chile. Dos años antes ya estuvo en el mismo valle de Marmolejo y aunque entonces no tuvo suerte, ya vio que había posibilidades. Regresó con su compañera italiana Anna Torreta y consiguieron abrir La Gioconda (160 m, WI6), a más de 4.000 metros. "Nos costó tres intentos porque cuando le daba el sol por la mañana, empezaba a derretirse el hielo y caían piedras de una pared que hay encima", recuerda.

A los pocos meses les invitaron a ambas a un festival del hielo en Turquía y aprovecharon el viaje para ir en busca de una nueva vía. Y esta vez tuvieron doble suerte ya que en solo cinco días abrieron dos rutas, ‘ANAtoLIA’ (en referencia al inicio del nombre de Anna y el final de Cecilia), de 100 m y WI6, y Sugar couloir, de 450 m, IV, WI5. "Anatolia es de lo más bonito que he escalado en hielo, es preciosa, con una pared muy vertical de 100 metros rodeada de roca. La otra tiene un corte más clásico por un corredor con una cascada final de 450 metros".

La tercera parada de su proyecto le llevó a Sudáfrica. "Nadie se creía que íbamos a escalar hielo allí, pero es el único país de África donde se pueden encontrar cascadas congeladas", destaca Buil. En este caso tuvo que hacer mucho trabajo previo de investigación "porque hay muy poca información de escalada en hielo". Reconoce que durante muchos días tuvieron "muy pocas esperanzas porque íbamos andando con los piolets por lugares completamente secos y entre monos". No obstante, el tesón tuvo premio y al final abrió una pequeña vía de 30 metros, Zulú Way."El más difícil de todos"

La escaladora oscense acaba de sumar la cuarta vía, esta vez en Nueva Zelanda junto a la también alpinista mexicana Ixchel Foord. "Ha sido quizá el sitio más difícil de todos porque a pesar de que es un país con glaciares y con mucho alpinismo, tuvimos un tiempo muy malo con muchos días de lluvia y calor. Los primeros 15 días paseamos el material por seis valles diferentes hasta que decidimos coger un helicóptero y subir al glaciar más alto en el monte Cook –el más alto de Nueva Zelanda con 3.724 m­-. Allí tuvimos solo un día de buen tiempo y aprovechamos la última oportunidad". La recompensa fue la Haka Dance, una vía de 180 metros.

Cecilia Buil, patrocinada por Patagonia, Petzl, Boreal, Cébé, Hyperlite, Saint Lary y Huesca La Magia, espera añadir una muesca más a este reto el próximo mes de diciembre en Islandia y cerrar la aventura en 2017 abriendo la sexta y definitiva vía en Canadá o en Alaska. Todo dependerá de cómo transcurra el invierno "porque en los últimos años se está notando mucho el cambio climático y eso es una dificultad añadida si escalas en hielo".

Etiquetas
Comentarios