Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

Guitián: "Aún no puedo creerme que el árbitro haya pitado penalti; la pelota me dio en el pecho"

El defensa zaragocista muestra su incredulidad con la jugada que significó la derrota del equipo aragonés.

El árbitro amonesta a Guitián ante incredulidad de éste.
El árbitro amonesta a Guitián ante incredulidad de éste.
Aránzazu Navarro

Mientras en el fondo sur los seguidores del Nástic todavía danzaban media hora después de haber concluido el encuentro, haciendo regresar a sus jugadores al terreno de juego después de haberse introducido en los vestuarios, en la zona mixta instalada en el fondo norte Alberto Guitián intentaba explicar lo inexplicable: el inexistente penalti que solo existió para el árbitro De la Fuente Ramos. Se expresó con prudencia el defensa zaragocista, mucha más que la que mostró el colegiado sobre el terreno de juego. Puede ser que un árbitro no vea lo que sucede: alguien puede taparle, puede estar mal situado, etcétera. Ahora bien, es imposible que un árbitro (ni nadie...) vea lo que nunca ha sucedido. Y ayer el Zaragoza perdió por una infracción que no sucedió... Para el árbitro, la infracción la perpetró Guitián. El inesperado protagonista todavía no se lo creía una hora después de la alucinación de De la Fuente Ramos. "El árbitro estaba muy cerca, pero ha visto algo que no ha visto nadie ni en el campo ni en la televisión. El balón me pegó en el pecho y luego escuché el silbato. Cuando señaló penalti, no me lo podía creer. Ahora, aún no puedo creerme que el árbitro haya pitado penalti. La pelota me dio en el pecho", reiteró el zaguero zaragocista.

"No pido que nos den nada, pero tampoco que nos quiten. La jugada fue decisiva. Nosotros hemos ido a por el partido. Pienso que hemos sido superiores. Ahora solo nos queda luchar a tope por los nueve puntos que nos quedan. Tenemos que hacer los nueve puntos, ese debe ser nuestro objetivo. Hay que alcanzar la posición más alta que podamos, y cuanto mejor sea la plaza, más opciones tendremos si jugamos el ‘play off’. Esa es la ilusión que ahora hay en el vestuario: sumar la mayor cantidad de puntos posible", continuó Guitián, que quiso concluir agradeciendo a la afición el extraordinario ambiente generado ayer en el estadio de La Romareda. "El ambiente del campo era verdaderamente espectacular. Estoy seguro de que llenaremos el campo en el partido con el Oviedo", concluyó el central zaragocista.

Rabia e impotencia

A Albert Dorca no le pegó la pelota en el pecho, pero el penalti le dolió tanto como a Guitián. "Es difícil abstraerse cuando te pitan al revés. Llegas a sentir rabia, impotencia... Es duro pelear, luchar por la victoria, acumular más méritos que el rival y luego perder de esta manera. Solo nos queda levantar la cabeza. Ya tenemos ganas de que empiece el partido del Huesca", subrayó Dorca.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión