Despliega el menú
Deportes

El Huesca, a recuperar su mejor cara

Los oscenses quieren reecontrarse hoy ante el Llagostera con esa imagen de equipo sólido e intenso, y escalar a una zona más tranquila de la clasificación.

La plantilla se entrenó ayer por la mañana y puso rumbo a Gerona por la tarde.
La plantilla se entrenó ayer por la mañana y puso rumbo a Gerona por la tarde.
javier broto

En una categoría tan apretada como se ha destapado la Segunda División en este inicio liguero, tres puntos más o menos pueden llevarte de la gloria de asomarte al ‘play off’ a quemarte por la cercanía del descenso. Eso lo sabe muy bien el Huesca, que en las últimas tres semanas ha sumado únicamente un punto de los nueve posibles, lo que le ha llevado a una situación no preocupante, pero sí poco agradable.

Por eso, los de Tevenet afrontan el encuentro que esta tarde disputarán a partir de las 18.00 contra la UD Llagostera con la obligación de vencer, tanto para ganar tranquilidad como para dar un espaldarazo anímico a una plantilla que ha visto como las últimas semanas, por errores propios y ajenos, no le están saliendo las cosas como desearía.

Para ello, Tevenet tendrá que solventar la difícil papeleta que supone la ausencia de sus dos centrales. Carlos David e Íñigo Lópezse han convertido en el valuarte defensivo del cuadro azulgrana, pero la quinta amarilla del primero y la roja directa del segundo en la anterior jornada les han impedido viajar a Girona.

El técnico andaluz ha quitado hierro al asunto, defendiendo que todos sus hombres están sobradamente preparados para poder asumir con garantías la titularidad, pero serán los noventa minutos sobre el césped del Nou Estadi de Palamós los que enjuicien el rendimiento de una pareja hasta ahora inédita en la pizarra de Tevenet: Jesús Valentín y Cristian. El canario vivió sus primeros minutos en la pasada jornada, mientras que Cristian perdió la titulariad ante el buen rendimiento de Íñigo López. La papeleta, por tanto, no es fácil para los zagueros azulgranas.

Completan el cuadro de ausencias obligadas los lesionados Leo Franco y Moya, y por decisión técnica no se subieron ayer al autobús Carlos Calvo, que parece descartado ya de los planes de Tevenet y Samu Saíz, al que su falta de regularidad y el buen rendimiento de José Gaspar en los últimos encuentros, han hecho que sea el sexto descarte para el partido contra el Llagostera.

Como contrapunto, el Huesca recupera a su centro del campo, ya que Manolo y Fran Mérida vuelven a estar a disposición del entrenador después de cumplir ante el Oviedo su partido de sanción por acumulación de tarjetas amarillas.

También deberá capear las ausencias en su convocatoria el técnico del Llagostera, que cuenta con la baja por sanción de Emilio y por lesión de Fran Cruz y su hombre más destacado, Escassi. Aunque sí dispondrá de Ruymán y Chus Herrero, que arrastraban molestias físicas en las últimas jornadas.

Los catalanes confían en su potencial como locales para recibir al Huesca, ya que el Llagostera ha sumado 12 de los 13 puntos que atesora jugando como local. Unos números que chocan con los buenos puntos que ha conseguido el Huesca lejos de El Alcoraz, y que lo sitúan como el mejor equipo visitante.

El encuentro se perfila vital para el devenir de la parte baja de la clasificación, ya que solamente tres puntos separan al Huesca, que actualmente es decimoctavo, del Llagostera, tres puestos por debajo en la tabla y penúltimo, solo por delante del Almería. Esto hace prever un partido muy igualado, en el que como anunció Tevenet en su comparecencia previa al encuentro, la intensidad y la garra serán claves a la hora de marcar las diferencias.

Esta es la exigencia del técnico a sus hombres, la de «mostrar más corazón» para recuperar su propia identidad, la de un equipo luchador, capaz de plantar cara a cualquier rival, independientemente del escenario. Con ello, Tevenet espera que el Huesca recupere también su mordiente en los últimos metros. La presumible vuelta al once de Mainz puede contribuir a ello, ya que el ariete ha perdido la titularidad en los últimos encuentros, en los que el equipo únicamente ha conseguido un gol, y ha rebajado considerablemente la sensación de peligro sobre la meta rival.

Etiquetas
Comentarios