Despliega el menú
Deportes

Expedición aragonesa a la Behobia-San Sebastián

Aragón contará con más de 1.500 corredores y el equipo femenino más numeroso de España en esta popular carrera.

Las chicas del 10K Club Zaragoza posan en La Granja
Las chicas del 10K Club Zaragoza posan en La Granja
Sandra Lario

La distancia que separa el barrio irunés de Behovia -o Behobia, en euskera- de San Sebastián se ha convertido en mucho más que 20 kilómetros. La Behobia-San Sebastián es una de las carreras más populares de España, cada año aumenta el número de inscripciones -este año son casi 34.000, 4.000 más que el año pasado- y la fiebre contagia a corredores de todas las comunidades autónomas y de 15 países de todo el mundo. En esta 51 edición no faltará la presencia de Aragón, que contará con 1.514 participantes y el equipo femenino más numeroso de toda España, el 10K Club Zaragoza, con 79 corredoras de la capital aragonesa.

La mayoría de los participantes que viajan a Guipúzcoa desde Zaragoza, Huesca o Teruel no acuden con afán competitivo, sino para disfrutar de una carrera que muchos califican de “única” por su tradición y ambiente. La situación de este grupo de casi 80 mujeres de entre 18 y 50 años no es diferente, y todas van con el objetivo de disfrutar y superarse a sí mismas. “Vamos 79 corredoras y seis entrenadores, pero entre parejas, familias y otras corredoras que vienen solo para animar viajaremos más de un centenar”, asegura Sergio del Barrero, responsable del 10K Club Zaragoza, un grupo que nació con el objetivo de entrenar a mujeres que nunca habían corrido para la 10K de Zaragoza.

“Muchas comenzaron con ese primer reto, pero se engancharon y han ido pidiendo más, así que en mayo nos apuntamos todos, ya que los dorsales se acaban muy pronto. Aún había alguna más que quería correr la Behobia, pero a las que han comenzado a entrenar hace poco tiempo les recomendamos que esperen hasta la próxima edición”, explica del Barrero, quien destaca el mérito de este grupo de zaragozanas: “Todas las chicas que van a participar comenzaron desde cero hace un año o dos. Algunas habían hecho algún deporte hace tiempo y otras nada de nada, y hay muchas que han empezado a correr a los 40 años y han llegado hasta aquí”.

Estos 20 kilómetros con un desnivel positivo de 192 metros y dos importantes altos -el Gaintxurizketa, en el kilómetro 7, y el de Miracruz, en el 17-, suponen un gran desafío para cualquier corredor, y más si no lleva mucho tiempo en esto del 'running'. “Estamos un poco nerviosas, sobre todo las que hasta ahora no hemos corrido ninguna carrera más larga de 10 kilómetros”, asegura Yoli Ansó, una de las corredoras que este domingo intentará recorrer su primera 20K.

Tan solo ha pasado un año y medio desde que comenzó a correr. “No hacía ningún deporte, pero como me pasaba todo el día en la oficina necesitaba hacer alguna actividad al aire libre, así que me animé”, explica Ansó, quien desde entonces no ha parado. “Es muy gratificante, ya que poco a poco vas viendo tus propios progresos. Al principio no podía correr más de dos minutos y este domingo voy a hacer 20. Casi ni me lo creo”, indica esta zaragozana, quien decidió correr la Behobia-San Sebastián porque buscaba nuevos retos y, sobre todo, porque “las compañeras que estuvieron el año pasado nos dijeron que el ambiente es fantástico y que teníamos que ir sí o sí”.

Corredoras con más kilómetros

Menos nerviosa que Yoli está una de sus compañeras de entrenamientos, María Espatolero, quien también comenzó de cero preparando la 10K del año pasado, pero que la pasada primavera ya se animó con la Media Maratón de Zaragoza. “Con la experiencia de esa carrera ya voy mucho más tranquila, porque sé que puedo hacerlo. Pero en esta ocasión solo quiero disfrutar, correr en grupo con mis compañeras y a olvidarme del reloj”, asegura esta corredora, que comenzó a correr con 35 años gracias, entre otras cosas, a que su marido le animó a compartir su afición.

“Él también corre y me animó a que lo probara. Ahora nos tenemos que turnar para cuidar a nuestros hijos mientras el otro sale”, se ríe Espatolero, quien no fue a correr sola, sino que convenció a varias amigas: "Lo puse en el grupo de 'whatsapp' que tenemos con las madres del colegio y pensé que ninguna querría, pero se apuntaron cuatro, y también mi cuñada. Este domingo correremos todas menos una, que está lesionada". Después de varios meses de entrenamiento, Yoli, María, sus tres amigas, su cuñada, otras 73 compañeras del 10K Club Zaragoza y más de 1.500 aragoneses tendrán por fin su premio este domingo.

Etiquetas
Comentarios