Despliega el menú
Deportes

Agapito acepta ceder la mayoría de acciones a la Fundación 2032

El empresario soriano decide recuperar sus títulos en el Real Zaragoza por incumplimiento de contrato del grupo de Javier Lasheras.
Ayer noche, Iglesias llegó a un acuerdo privado con dicha fundación

Christian Lapetra y Fernando Sainz de Varanda en el acto de constitución de la Fundación
Agapito acepta ceder la mayoría de acciones a la Fundación 2032
Zaragoza 2032

Agapito Iglesias decidió recuperar ayer su paquete accionarial en el Real Zaragoza, a causa de los incumplimientos que a su juicio se han dado de obligaciones sustanciales fijadas en el contrato de compraventa que firmó el pasado 4 de junio con el grupo de Javier Lasheras, y poco después el empresario soriano lanzó una propuesta a la Fundación Zaragoza 2032, para que ésta se convierta en adelante en el accionista mayoritario de la sociedad anónima deportiva. 

Según señaló ayer Agapito Iglesias a través de un comunicado, está dispuesto a ceder el 72% de las acciones de la sociedad deportiva a Zaragoza 2032, fundación que preside Christian Lapetra y que lidera César Alierta, presidente de Telefónica. En la referida fundación también participan otros empresarios aragoneses de prestigio, entre los que se encuentra la familia Yarza, propietaria del Grupo Heraldo. 

En su propuesta para tratar de solucionar la grave situación económica y societaria del Real Zaragoza, Iglesias indica, asimismo, que renuncia a los créditos subordinados que tiene reconocidos en el concurso de acreedores de la entidad deportiva. 

El 18% de acciones restante que controla Agapito Iglesias lo va a ceder a la Fundación del Real Zaragoza, con el fin de que dichos títulos puedan pasar a manos de los accionistas minoritarios del club y abonados. 

Los equipos jurídicos de Agapito Iglesias y de la Fundación Zaragoza 2032 están trabajando para que la correspondiente transmisión accionarial se pueda elevar a escritura pública en las próximas horas. En la noche de ayer, ambas partes ya firmaron un acuerdo privado. Agapito Iglesias se desplazó desde Madrid para estar presente en esta firma. Para mañana, jueves, está previsto que se produzca el sorteo de liga de Segunda División, con el Real Zaragoza dentro del bombo, según señaló Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional. 

En la tarde de ayer, Agapito Iglesias informó personalmente a Javier Lasheras de cuáles iban a ser sus pasos, en atención a dos criterios básicos. El primero, los referidos incumplimientos del contrato de compraventa firmado el 4 de junio. El segundo, porque este grupo empresarial todavía no había encontrado una solución definitiva para el club, siendo que los plazos para la supervivencia del Real Zaragoza se estaban agotando. 

«He asistido muy preocupado al acontecer diario de las negociaciones abiertas en varios frentes y no me gustaba nada todo lo ocurrido, poniendo en grave peligro el futuro del club», expuso Iglesias en su comunicado. 

De acuerdo con sus palabras, la decisión de transferir la mayoría de su paquete accionarial a la Fundación Zaragoza 2032 se basa en su «voluntad de ayudar a salvar» la crítica situación por la que atraviesa la entidad deportiva. 

Con el objetivo de evitar los riesgos de descenso administrativo que han acechado al Real Zaragoza durante las últimas semanas, la Fundación Zaragoza 2032 va a depositar en la Liga de Fútbol Profesional, y a favor del club, el dinero necesario para hacer frente a las obligaciones que se derivan de las denuncias que han presentado jugadores y cuerpo técnico ante la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE). 

Este trámite sólo está pendiente de que la LFP indique el momento de efectuar la transferencia. Por este concepto, la sociedad anónima deportiva debe abonar alrededor de 4 millones de euros. 

La Fundación Zaragoza 2032 también va a poner a disposición del Real Zaragoza los recursos económicos necesarios para satisfacer la deuda corriente que el club tiene con la Hacienda Pública, que sube a 2,6 millones de euros. Para un paso posterior queda pendiente la negociación con la Agencia Tributaria sobre el resto de la deuda fiscal, que en su montante total se sitúa en torno a los 29 millones de euros. 

En este punto, precisamente, se atascaron las negociaciones de Javier Lasheras en el intento de llevar adelante su proyecto. Ante este cúmulo de circunstancias, el grupo inversor mexicano con el que Laheras tenía firmado un preacuerdo de compraventa del Real Zaragoza desde el pasado 13 de junio decidió desistir. 

Etiquetas