Despliega el menú
Deportes

Motor

Más grande

El Suzuki S-Cross es un vehículo más grande que el SX4, aunque también mantiene esa nomenclatura. Se presenta con dos motores, uno de gasolina y otro diésel, ambos de 1,6 litros, y la posibilidad de elegir entre tracción 2WD y 4WD. En diseño, destaca su gran techo panorámico.

Suzuki SX4 S-CROSS
Más grande
C.L.

Suzuki ha lanzado el nuevo SX4 S-Cross, un todocamino que, a pesar de llevar en su denominación las siglas del SX4, es un coche completamente nuevo y mayor que este. De hecho, ambos convivirán en los concesionarios, por lo que se va a comercializar haciendo más énfasis en la denominación S-Cross que en la SX4. La tecnología 4x4 All Grip y dos motores de 1,6 litros, tanto en gasolina como diésel, son las notas más destacadas de este nuevo vehículo.

Los diseñadores e ingenieros de Suzuki comenzaron a desarrollar el nuevo modelo como sucesor del SX4 actual. No obstante, en el intento de responder a las expectativas de los clientes respecto a los ‘crossovers’ en Europa y otras partes del mundo, se dieron cuenta de que necesitaban pensar a lo grande. Al pasar al segmento C, debido a su aumento de tamaño, el nuevo modelo hereda el emblema SX4 para mostrar que Suzuki (representado por la letra S) es pionera tanto en los ‘crossover’ como en la conducción 4x4 (indicado en la nomenclatura por la X y el 4, respectivamente).

El estilo combina una forma redondeada y deportiva de tipo SUV, líneas de carácter fuerte, un diseño refinado y distintivo y excelente aerodinámica.

Las dimensiones del segmento C benefician a las familias haciendo del nuevo S-Cross un aventajado de su clase, tanto en términos de espacio para pasajeros como capacidad para el equipaje (430 litros).

Los rasgos del diseño incluyen líneas moduladas que corren a lo largo de los laterales, desde el parachoques delantero hasta las luces traseras, y un capó redondeado que da una sensación de fuerza y solidez. Rasgos de calidad son los detalles cromados en la parte frontal, luces de tipo led en los faros y un juego de ópticas traseras dividido en dos partes. La aerodinámica se expresa y se consigue en cada parte del diseño, como en la línea de techo que se desliza hacia la parte trasera, los suaves contornos de los laterales de la carrocería, una línea de carácter modulado (que va de la delantera a la trasera) y las ruedas y retrovisores de baja resistencia.

Por dentro

El salpicadero tiene una superficie suave y acolchada, formada por capas de cloruro de polivinilo y uretano, y una forma integrada que evoca un «movimiento dinámico», dicen los creadores. El contorno llega a las puertas, dando una sensación de «anchura y energía». Elementos como la consola central y los tiradores de las puertas tienen decoraciones de alta calidad en plata que dan un toque deportivo que contrasta con el color negro de la cabina.

En marcha

El comportamiento del nuevo S-Cross tiene su origen en una excepcional combinación de atributos: el potencial 4WD de los SUV; un gran manejo heredado del Swift; placentera estabilidad de la conducción, gracias a su larga batalla; y bajas emisiones de CO2 y de consumo de combustible, cumpliendo con la necesidad global de respeto medioambiental.

Las opciones de motor son el de gasolina de 1,6 litros (88 cv) y el diésel de la misma cilindrada (120 cv). Se pueden elegir con tracción a un solo eje o bien total y con cajas de cambio tanto manuales como automática. Hay tres niveles de equipamiento y un par de paquetes de complementos, para ambos motores.

Etiquetas