Tercer Milenio

Jesús Cintora: "Soy del Moncayo, mi mejor amigo es de Tarazona y llevo Zaragoza en la memoria"

El periodista soriano presenta un libro este jueves en la capital aragonesa.  

El periodista Jesús Cintora posa con su último libro, editado por Espasa.
El periodista Jesús Cintora posa con su último libro, editado por Espasa.
Carlos Ruiz

Jesús Cintora presenta este jueves 21 de abril su libro ‘No quieren que lo sepas’ en el aula de la Diputación Provincial de Zaragoza (Cinco de Marzo, 8), a las 19.00. Un acto apoyado por los memorialistas, en el que le acompañarán el catedrático Carmelo Romero, la directora de contenidos de la Cadena SER en Zaragoza Eva Pérez Sorribes -columnista de HERALDO- y el Inspector de Hacienda Raúl Burillo. El periodista soriano, que ha pasado por algunos de los medios de comunicación más relevantes en el ámbito nacional, abunda en la obra sobre el clientelismo en la sociedad, las dobles varas de medir, los incumplimientos de promesas políticas o las recompensas a la mediocridad, entre otros muchos temas.

Cintora se ha acostumbrado a estar en la diana, pero no teme despertar cualquier mañana con una cabeza de caballo en la cama, como le ocurría al magnate Woltz en ‘El Padrino’ de Puzo. “No, qué va. El libro tiene una vocación de contar cosas incómodas para gente poderosa, sin duda, de poner luz donde hay sombra, pero también trato de dar valor a la cultura del esfuerzo. Trato de ejercer mi profesión con toda la dignidad del mundo, y no tengo miedo; al final es un oficio como otro cualquiera”.

Moncaíno orgulloso

El periodista recalca que se sigue reconociendo en el chaval que salió de Ágreda a estudiar el bachillerato en Tarazona. “Soy del Moncayo, mi mejor amigo es de Tarazona y ejerce de profesor del Conservatorio en Huesca. Otros son panaderos, albañiles como era mi abuelo, ganaderos como mi padre, fontaneros, agricultores. Yo soy periodista, es tan sencillo como eso. Mi primer contrato fue de sustitución en Radio Zaragoza, luego pasé a Madrid y aquí sigo, aprendiendo, con Zaragoza siempre en la memoria: me pasaron por la Virgen del Pilar, mi traje de la comunión salió de aquí, subí mis primeras escaleras mecánicas en Zaragoza, hice la Selectividad allá y tengo amigos que conservo desde hace muchos años. No creo que ser conocido opaque lo que cuento, la información: el mensajero es simplemente un transmisor entre lo que ocurre y quien lo escucha o lo quiere escuchar. He tenido la suerte de trabajar con comunicadores de primer nivel que me han enseñado mucho sobre rigor, como Iñaki Gabilondo, y aplico lo aprendido a la hora de contar lo que ocurre”.

Cintora pone el dedo en varias llagas. “España ha avanzado en muchos sentidos desde finales de los 70, y te lo digo porque en el piso de mi infancia en Ágreda no había agua caliente, pero a día de hoy sigue habiendo conquistas pendientes y realidades patentes, como la excesiva politización de la justicia y reparto de altos cargos desde los partidos, un número de aforamientos excesivo, el incremento de la desigualdad, los salarios de los jóvenes que no les permiten emanciparse… trato de ir al meollo de lo que afecta diariamente a los ciudadanos, sin olvidar temas troncales del país”.

Colesterol malo

Para el autor de ‘No quieren que lo sepas’, el clientelismo es el colesterol malo de la sociedad. “No hablo solamente del ámbito político, aunque obviamente ahí ocurre mucho, hay gente que nunca ha cotizado a la Seguridad Social fuera del ámbito político, y no hablo de un solo nombre o partido, hay varios; ves gente ocupando cargos de confianza y relevancia por el mero hecho de no suponer un peligro para quien los designa, que sabe que no le van a opacar". 

Cintora cree que "también se premia la docilidad por encima de la experiencia o la capacidad. Yo hago radio o televisión desde que empecé en periodismo, salvo una colaboración con ‘Crónica de quince días’, que se hacía en Tarazona para toda la comarca del Moncayo, y crecí como profesional gracias a Aragón; además, pude entrevistar a Labordeta. Con el tiempo y una caña te haces pescador, pero tienes que trabajártelo y formarte, aunque cuando te adentras un poco más en la selva debes enfrentarte a animales más grandes y poderosos”.

El periodista de Ágreda tiene un sueño confesable. “Pues mira, volver al pueblo; si no es de forma permanente, sí quiero pasar temporadas más largas en casa. El Moncayo tira”.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión