Despliega el menú
Comunicación
Suscríbete

Javier Gutiérrez: "Conviene no olvidar que la cultura nos sirvió de bálsamo en el confinamiento"

El actor regresa con la cuarta temporada de 'Estoy vivo', serie que estrena el miércoles TVE con unos insólitos giros.

El actor Javier Gutiérrez
El actor Javier Gutiérrez en una imagen de archivo

Por cuarta vez Javier Gutiérrez (Luanco, Asturias, 50 años) se mete en la piel del policía Manuel Márquez, protagonista de 'Estoy vivo', serie que arranca el miércoles en La 1 (22:10 horas) con un apagón a escala mundial que trastocará la Pasarela y la extraña desaparición de los ocupantes de un autobús. Producida por Globomedia y Good Mood, los nuevos capítulos prometen más fantasía y mucho humor. "La comedia bien hecha es casi superior al drama", apunta el actor.

-Cuatro temporadas en una televisión en abierto. ¿Vieja normalidad?

-Me siento muy orgulloso y feliz de defender esta serie cuando en la tele de hoy apenas caben más de dos temporadas. Llegar a la cuarta en una cadena generalista y pública con esta ficción que aúna comedia, drama y ciencia ficción, es un éxito para todos.

-¿Cómo es la nueva temporada?.

-Cada capítulo tiene un giro sorprendente. Los guionistas son un gran valor del proyecto, porque tratan de sorprender al espectador cada temporada. Mantiene las señas de identidad: la comedia, el drama, el suspense y los efectos paranormales. Pero ahora, viendo que estamos ya en el segundo año de la pandemia, añaden más humor para que se pueda pasar un rato divertido.

-¿Es más difícil hacer reír o llorar?

-La comedia es infinitamente más difícil que el drama. Es mucho más descarnada, más despojada. Hay menos elementos que te arropen y no hay nada más triste que una comedia que no haga reír. Por eso creo que cuando la comedia está bien hecha, es casi superior al drama. Tenemos grandes ejemplos en el mundo del cine.

-¿Qué supone el personaje de Márquez en su trayectoria?

-Una alegría. Trataba de escapar de la imagen de Satur de 'Águila Roja', que me ha dado mucho, pero no quería que se me emparentase con él y marcara mi carrera durante años. Tenía claro que para volver a televisión lo haría con un proyecto atractivo y en las antípodas de aquel personaje. Y ahí apareció Daniel Écija (productor de la serie), que siempre confió en mí y me dio la oportunidad de crear un personaje que me ha permitido transitar entre varios géneros y hacer incluso escenas de acción, que me divierten mucho.

-Defiende el carácter familiar de la serie. ¿Los nuevos consumos de ficción nos hacen más individualistas?

-Nos están abocando a un individualismo y a una sociedad más egoísta. Ahí, quizás, perdemos esa perspectiva de que podamos disfrutar, igual que en los cines, de una comedia, y compartir las risas con otros espectadores. Las series ya se consumen cuando uno puede y quiere. Ya ni siquiera ante un televisor, sino con un dispositivo electrónico. Eso también es una pena para los que nos dedicamos a esto. Como espectador quiero compartir, desde una película hasta una serie de televisión. 'Estoy vivo' es una rara avis.

-La pandemia podría ser una trama de la serie. ¿Qué dice a los negacionistas?

-Apelo a la responsabilidad individual. No estamos luchando contra algo invisible. Luchamos contra la muerte y la enfermedad, algo muy visible. El mensaje negacionista es muy peligroso. Los ojos están para ver. Si hay quienes no quieren ser conscientes de lo que está pasando, echar las culpas a los gobiernos y a poderes económicos o farmacéuticas. Pues muy bien, pero hay algo innegable: la enfermedad está acabando con las personas y la economía. Vivimos en un mundo mucho peor. Eso es una gran evidencia innegable.

-Está de gira teatral. ¿Cómo afronta las restricciones de cada comunidad?

-Respetando todos los protocolos, distancias de seguridad, espectadores con mascarillas. La cultura es segura. Cuando nos repongamos no habrá que olvidar que sirvió de bálsamo y nos acompañó en el confinamiento tan agresivo que vivimos. Me gustaría que los gobiernos apoyasen eso y la cultura mantenga el lugar predominante que tuvo. Que no nos olvidemos de que no solo está para los momentos malos.

-¿Tardamos en admitir que la ficción española es hoy tan buena cómo dicen?

-Siempre ha estado a un grandísimo nivel, pero todo cambia. Ahora se hacen series más arriesgadas, con mayores presupuestos. Gracias al mercado global que se ha abierto y las plataformas, tienen un gran éxito y se ha puesto el foco en nuestro país. Bienvenido sea. Pero me enorgullece la ficción de antes y la de ahora. Quizá quienes hacían cine antes miraban con recelo la tele. Ahora todo se funde y se trabaja entre los dos mundos.

Etiquetas
    Comentarios
    Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión