Despliega el menú
Comunicación

Muere por coronavirus el periodista José María Calleja

Ingresó el pasado 29 de marzo en un hospital madrileño y tuvo que permanecer en la UCI tras complicarse el cuadro médico. Calleja ha fallecido a los 64 años.

José María Calleja
José María Calleja
Henneo

El periodista y escritor José María Calleja ha muerto por coronavirus después de ingresar el pasado 29 de marzo en un hospital madrileño. Tertuliano en la SER, fue durante le época más dura del final de ETA la imagen del informativo 'Teleberri' de la cadena autonómica vasca (ETB) contra el terrorismo. Todos los días salía a dar la cara y contar las cosas como son a pesar de que los terroristas le tenían puesto en todas las dianas y tenía que vivir con escolta. Su pasión por la información y por dar las noticias siempre estuvo por delante de su seguridad personal en unos momentos en los que la banda terrorista azotaba con mucha dureza a los periodistas en el País Vasco.

Era profesor de la Universidad Carlos III de Madrid y también colaborador de 'eldiario.es'.

Comenzó su carrera informativa a principios de los 80 en la delegación de la Agencia EFE en el País Vasco, desde donde pasó a Euskal Telebista (ETB). Con el libro 'Arriba, Euskadi, la vida diaria en el País Vasco' ganó el Premio Espasa de Ensayo en 2001. El pasado mes de febrero publicó su última obra, 'Lo bueno de España', en la que reflexiona sobre los hechos históricos, las iniciativas y los personajes que permiten sentir un orgullo razonable de este país.  

Calleja ingresó con coronavirus el pasado 29 de marzo y en unos días empezaron las complicaciones de la enfermedad. Estuvo en la UCI de un hospital madrileño las dos últimas semanas y el cuadro médico se complicó este lunes hasta su muerte, hace apenas unas horas. Siempre ha sido un luchador pero en esta ocasión no ha podido con un virus que deja ya en España la cifra de más de 20.000 muertos.

El periodista y escritor nacido en León, en 1955, fue un defensor de la libertad de la información, como demostraba en todas las tertulias en las que participaba y en sus artículos. Habló del virus en uno de sus últimos textos de opinión: 'Entre resistiré y no tocarse'. Así titulaba una crónica en la que relata la emoción que sentía al compartir con gente con la que no había hablado nunca los aplausos de las 20.00. "Unida por el mero azar de que viven en las casas de alrededor", señalaba.

Calleja mantenía un estrecho vínculo con Zaragoza, de donde es su pareja, y acudía con frecuencia a la capital aragonesa. Una de los últimos actos a los que asistió en la capital del Ebro fue el del nombramiento como doctor honoris causa de Joan Manuel Serrat por la Universidad de Zaragoza. 

Las reacciones no se hicieron esperar. Desde Pedro Sánchez a Pablo Casado y el resto del arco parlamentario, a periodistas como Julia Otero, Arsenio Escolar, Pepa Bueno, Montserrat Domínguez, Fernando Garea o el presidente de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), Nemesio Rodríguez, todos destacaron de Calleja su honestidad, y su valía profesional. "Gracias por todo lo que nos enseñaste, por la altura ética de lo que dijiste y la dignidad humana de lo que callaste. Por ser un tío de primera. Hasta siempre, querido amigo", escribió en Twitter el expolítico vasco Eduardo Madina.

Etiquetas
Comentarios