Despliega el menú
Comunicación

Los dibujos animados para adultos buscan un hueco en la tele europea

El Cartoon Forum de Toulouse, celebrado la semana pasada con profesionales del sector, certifica el aumento de producciones y el interés por estos formatos.

Cartoon Forum 2016 en Toulouse.
Cartoon Forum 2016 en Toulouse.
Sandra Jabalera

Los dibujos animados no son solo para los niños, también tiene cabida en el mundo adulto, como lo demuestra el proyecto español ‘The Wind-Up’ presentado la semana pasada en el Cartoon Forum de Toulouse, cita imprescindible de la animación europea, donde se reúnen 80 propuestas de 22 países. Hay todo tipo de historias para todas las edades, desde las aventuras de un grupo de frutas hasta vida cotidiana de una familia norteamérica de descendencia irlandesa que vive en la Luna, contada desde la sátira. El público al que más aspiran son los niños de 6 a 15 años, al que se dirigen el 58 % de los proyectos. Pero hay un porcentaje creciente de producciones, que este año fue de un 10%, pensadas para público exclusivamente adulto.

‘The Wind-Up’ proviene de la ingeniosa mente de las gemelas gaditanas Irene e Isabel Chica, apoyadas por la productora española Leonstudio y la francesa Autour de Minuit. Esta productora gala, ganadora de un Óscar al mejor cortometraje en 2009 con ‘Logorama’, apuesta por el talento español. Otros ejemplos son la producción del corto ‘Sangre de unicornio’, de Alberto Vázquez, o ‘Bendito Machine 5’, de Jossie Malis.

Los muñequitos de cuerda (‘wind-up’ en inglés), que representan un pene llamado Willy y una vagina conocida como Jenny, forman parte, junto a sus amigos la mano, la boca y el trasero, de los personajes principales de esa serie española, en la que no existen tabúes a la hora de hablar de sexo desde una perspectiva cómica y distendida. El proyecto gaditano llegó al Cartoon Forum para encontrar un inversor que le ayude a subvencionar los 25.000 euros que cuesta cada capítulo de 3 minutos y un posible distribuidor, pero sobre todo para poder darse a conocer fuera del territorio nacional. "Deberíamos salir más hacia Europa y mostrar lo que se hace al resto del mundo, y no dejarlo en casa", comentó Irene Chica.

Proyectos atípicos

En esta cita europea también se presentaron proyectos tan suculentos y atípicos como el húngaro ‘Candide’ (basado en el ‘Cándido’ de Voltaire), el croata-esloveno ‘Manivald and the Absinthe Rabbits’ o el irlandés ‘The Mooneys’. Son una nueva generación de productores que busca hacerse un hueco en la televisión. Sus creaciones, tal y como explicaron los responsables de ‘Candide’, pretenden despertar el interés por temas de actualidad desde una óptica satírica y humorística, aunque les cuesta encontrar financiación y espacio. "Los inversores televisivos tienen que darse cuenta de que hay una demanda por parte del público joven y adulto que no está siendo atendida. Luego que no se extrañen si estos no ven la tele", dijo el director del Cartoon Forum.

Los dibujos animados forma parte de una gran y compleja industria que debe adaptarse al sector y a las necesidades del público, que evoluciona con cada nueva generación. "Se buscan desarrollos interactivos y contenidos pensados no solo para televisión, sino también para internet", indicó el director del área de contenidos infantiles de TVE, Yago Fandiño. El futuro de la animación, añadió, está en ideas interactivas, en una televisión hecha a medida, donde el espectador pueda elegir lo que ve, algo que cada vez más real gracias al desarrollo de la electrónica y a internet.

Etiquetas
Comentarios