Despliega el menú
Comunicación

"Los buenos contenidos periodísticos en la red no pueden ser gratis"

La popular presentadora de ‘El objetivo’, de La Sexta, defiende el periodismo directo e incisivo y asegura que es más difícil el trabajo en prensa que ante las cámaras.

La periodista Ana Pastor García, presentadora de 'El objetivo'.
La periodista Ana Pastor García, presentadora de 'El objetivo'.

¿Cómo ha recibido la concesión del premio?

Ha sido una auténtica sorpresa veraniega. Para mí, una maravilla, teniendo en cuenta el nivel de los premiados en anteriores ediciones y el prestigio del galardón.

Usted ha tocado todos los palos en periodismo: prensa, radio, televisión, agencias... ¿En qué medio se encuentra más cómoda?

Estoy muy bien en el medio televisivo, pero no creo que tenga tanto mérito como escribir en un periódico. Siempre digo que no he leído lo suficiente para escribir bien, por eso me parece muy difícil escribir y hacerlo, además, bien. Hacer un programa de televisión es más sencillo, se trata de hacer preguntas. Es más comprometida la posición del entrevistado, que tiene que salir airoso del trance.

Sobre todo ante una periodista tan exigente como usted. O, al menos, eso le reprochan algunos.

Depende de con quien se me compare. Yo me rijo mucho por el periodismo anglosajón, aprovecho siempre que puedo para ver muchas entrevistas de mis referentes en esos países. Si se me compara con algunos de ellos, puedo parecer un angelito, pero es el periodismo en el que creo, así que si tengo que hacer la misma pregunta varias veces para que la contesten, la hago, sin duda.

Algunas entrevistas que ha hecho últimamente, como a la alcaldesa de Madrid, han destacado mucho por eso que comenta.

Está en la línea de lo que le decía, pero es de justicia decir que Manuela Carmena no se ha escondido en ningún momento, vino al programa y ha dicho que está dispuesta a venir cuando haga falta. A la anterior alcaldesa, sin embargo, no hubo forma de llevarla.

¿Sabe que entre algunos estudiantes de periodismo es usted un referente y un modelo?

Pues no lo sé, pero si así fuera, es una responsabilidad que me queda grande. Si las nuevas generaciones de periodistas ven en mi caso que se puede hacer un periodismo independiente, me parece muy bien.

¿Cómo ve el presente y futuro de los medios tradicionales ante un panorama tan cambiante con las nuevas tecnologías?

Vivimos momentos de gran incertidumbre y ni los expertos en la cuestión tienen claro qué va a pasar. Tal vez haya que hacer más pedagogía con los consumidores de internet y convencerles de que si quieren buenos contenidos en la red, tanto periodísticos como artísticos (literatura, música, cine, etcétera), tendrán que pagar por ellos. Hacer periodismo de calidad no sale gratis a las empresas.

¿De qué trabajos se siente más orgullosa?

Pues de lo que hacemos últimamente, en ‘El objetivo’, creo que dimos en el clavo con el programa que hicimos el año pasado sobra la yihad desde el Líbano. Después, pondría el trabajo que elaboramos en Lampedusa para conocer todo el drama del desembarco de inmigrantes en Europa. Y, en tercer lugar, creo que quedó muy bien el programa sobre los abusos en la Iglesia.

¿Qué proyectos tiene para el futuro?

Ahora hay que pensar en los próximos meses de precampaña y campaña electoral que se avecinan. Y después se aventura un panorama político muy interesante y hasta divertido, pues parece claro que las fuerzas emergentes van a tener algo que decir.

¿Algo que añadir que se quede en el tintero?

Agradezco mucho este premio, que me llena de orgullo teniendo en cuenta la cantidad de grandes periodistas que hay en este país. Y espero estar a la altura y, en el futuro, no defraudar a quienes han confiado en mí para otorgármelo. Si fuera así, debería devolverlo porque los periodistas no somos intocables. No hacemos más que exigir responsabilidades a los políticos, pero a nosotros se nos deberían exigir también.

Etiquetas
Comentarios