Despliega el menú
Branded
Un sello para reconocer los alimentos de calidad que se producen en Aragón

Un sello para reconocer los alimentos de calidad que se producen en Aragón

C’Alial engloba bajo su paraguas alimentos de procedencia aragonesa que destacan por su gran calidad

Son veinte los alimentos aragoneses que cuentan con esta marca de calidad propiedad del Gobierno de Aragón.
Son veinte los alimentos aragoneses que cuentan con esta marca de calidad propiedad del Gobierno de Aragón.
C´alial

La gastronomía aragonesa es muy amplia y sabrosa. Numerosos alimentos producidos en la Comunidad forman parte de la dieta de los paladares más exigentes. Cada vez son más las personas que demandan un alimento natural y saludable para su día a día. Con el objetivo de fomentar una apuesta por la calidad entre los empresarios, impulsar la economía agraria y el mantenimiento de la población rural y ofrecer a los consumidores una garantía de calidad en sus compras, existe C´alial.

Este sello, que garantiza que los alimentos que lo llevan cuentan con unas especiales cualidades gastronómicas, sanitarias y nutricionales, comenzó su andadura en 1991 con el nombre de ‘Aragón Calidad Alimentaria’. Siete años después, adquiría la nomenclatura de Calidad Alimentaria. En 2008, adquirió su denominación actual.

Veinte alimentos representativos de la enorme variedad gastronómica de Aragón tienen este sello entre sus méritos. Las diecinueve empresas que cuentan con este distintivo tuvieron una facturación total en 2017 de más de 1.600.000 kilos del resto de productos. A esa cantidad habría que sumar el volumen de negocio de los productores de carne de vacuno, que asciende a ?más de 500.000 kilos.

¿Cómo acogerse a C´alial?

Las ventajas de C´Alial no repercuten solo en los consumidores. También lo hacen en los productores de estos alimentos, que se ven beneficiados por campañas auspiciadas por el Gobierno de Aragón con el objetivo de promocionar los productos.

El reglamento técnico de cada producto o cada grupo definirá las características que debe cumplir para ser merecedor de la etiqueta C´alial. Entre las mismas, se encuentran las materias primas, el proceso de elaboración, las características físico-químicas, el envasado y el etiquetado. Todo para certificar que cumplen unos estándares de calidad que los hacen únicos.

¿Cuáles son los productos con certificado C´alial?

La marca de garantía de calidad C´alial tiene una antigüedad de casi 30 años. Veinte son los productos que actualmente se están etiquetando con este sello que se pueden ver en el mercado:

Yogur de oveja: procedente en exclusiva de leche de oveja pasteurizada sin aditivos. Su valor nutritivo lo hace un alimento muy recomendable. Turrón negro: se elabora con un mínimo del 70% de almendra largueta, marcona, belona o soleta con piel, miel y azúcar. Trenza de Almudévar: su forma característica es la que da nombre a este postre elaborado con masa hojaldrada rellena de yema, frutos secos y pasas maceradas en ron. Se cubre con un glaseado para darle brillo y textura. Queso: Destacan por la excelencia de sus materias primas y el cuidado en la elaboración, caracterizado por un restringido uso de aditivos no naturales y su respeto a los sistemas tradicionales de fabricación. Pastel ruso: no está permitido el uso de aditivos en este producto compuesto por dos finas láminas de bizcocho elaboradas con harina de almendra y avellana, azúcar y clara de huevo, rellenas de una mousse de praliné. Pan: tienen distintivo C´alial el pan de cinta, el de chusco, el de cañada y el de pintera, pintadera o estrella que se producen en la Comunidad. Longaniza de Aragón: fue el primer producto en contar con un reglamento de utilización de la marca de calidad. Lomo embuchado: para su certificación, se tienen en cuenta aspectos como la humedad final, el calibre o su sabor. Huevos: se controla mucho la alimentación de las gallinas: al menos el 65% de la dieta de las gallinas se debe componer de cereales, de los que como mínimo la mitad debe ser maíz, lo que da el color anaranjado a la yema. Guirlache: está elaborado con almendra y azúcar a partes iguales, salpicado por grageas de anís en grano en la superficie. Frutas de Aragón: el chocolate debe contar con un mínimo del 60% de cacao. La fruta confitada debe estar exenta de restos de hueso o piel. Fruta: debe cultivarse con técnicas que no dañen al medioambiente y garanticen el buen estado sanitario de los árboles. Conserva de cerdo en aceite: se usará aceite de oliva virgen extra para cubrirla y solo se admiten como aditivos sal, ajo, vinagre y hierbas aromáticas. Chorizo curado: debe tener como mínimo un 60% de carne magra de cerdo. Se pueden añadir sal, pimentón, ajo y especias características de la zona. Cebolla dulce de Fuentes: la carga, el transporte, el almacenado y la venta al público se debe hacer en cajas. Tienen un sabor suave con escaso picor. Castañas de mazapán: en su elaboración se usan almendras de las variedades largueta y/o marcona con un porcentaje mínimo del 50%. Borraja: se tienen en cuenta la longitud o humedad de la hortaliza así como los sistemas de cultivo, el riego o los tratamientos fitosanitarios. Arroz: se protege el de las categorías ‘Extra’ y ‘1’, de granos redondo y semilargo con unos estándares de producción por hectárea y grado de humedad. Aceite de oliva virgen extra: se debe fabricar con olivas sanas cogidas directamente del árbol y con técnicas tradicionales. Carne de vacuno: está avalada por requisitos como la alimentación del ganado, que debe ser 100% vegetal, solo complementada con mezclas de vitaminas.Más información sobre la colección de paños de cocina de HERALDO en promociones Heraldo.

Etiquetas