Despliega el menú
Branded
Unas zonas comunes de altura

Unas zonas comunes de altura

Dos piscinas, un gimnasio, una pista de pádel y unas fantásticas zonas verdes conforman las zonas comunes de Torre Zaragoza.

La piscina de la planta baja cuenta con una zona acuática infantil.
La piscina de la planta baja cuenta con una zona acuática infantil.

Torre Zaragoza, el primer rascacielos de viviendas de la capital aragonesa en superar la barrera de los 100 metros de altura, apuesta por la calidad y la singularidad en todo su conjunto. A sus interiores de excepción se unen unas magníficas zonas comunes, ideadas para lograr el máximo confort de sus habitantes.

Uno de sus grandes atractivos es la piscina situada en la planta 18, el lugar ideal donde refrescarse contemplando las mejores vistas de la ciudad. Diseñada para el esparcimiento y el baño, ofrece una experiencia única, una oportunidad para nadar cerca de las estrellas. El rascacielos cuenta también con una piscina en la planta baja, que posee una zona acuática infantil destinada a que los más pequeños se diviertan en el agua mientras sus padres se relajan en la piscina colindante. Ambas se integran de forma natural en el entorno que las rodea gracias a su borde finlandés. Cuentan además con una zona pavimentada donde colocar hamacas, tumbonas y toallas, que permitirá a los propietarios disfrutar del sol veraniego. Y por la noche, la iluminación subacuática hará del baño un momento único.

Los amantes del deporte podrán disfrutar de un gimnasio equipado con diferentes aparatos multifunción, como bicicleta estática o cinta de correr. Esta dependencia cuenta con un sistema de climatización e iluminación, y el suelo es un pavimento de tarima flotante de haya vaporizada. Para aquellos que prefieran hacer ejercicio al aire libre, Torre Zaragoza cuenta con una pista de pádel con césped artificial y cierre perimetral de cristal y acero con una malla metálica que se prolonga por encima de las paredes.

Destacan también las zonas verdes, donde poder relajarse con amigos y familia, así como el área infantil, donde los más pequeños podrán jugar y correr de forma segura en un entorno adaptado a sus necesidades. La guinda la pone el hilo musical que acompañará a estas instancias y que amenizarán la velada.

El rascacielos cuenta con un total de siete ascensores con capacidad para 13 personas y dos montacargas de tamaño especial para facilitar el transporte de muebles y elementos de gran tamaño a las últimas plantas del edificio. Se sirven de las últimas tecnologías para que los viajes puedan ser rápidos y suaves, llegando a triplicar las velocidades convencionales. Además, se han incorporado correas de tracción que reducen la huella de carbono.

Etiquetas