Despliega el menú
Branded
Suscríbete
Atención, memoria, percepción... El entrenamiento de nuestros mayores

Atención, memoria, percepción... El entrenamiento de nuestros mayores

En Albertia el Moreral se realizan distintas terapias y talleres para estimular las funciones cognitivas de los residentes.

La estimulación emocional, uno de los aspectos que trabajan los residentes en Albertia El Moreral.
La estimulación emocional, uno de los aspectos que trabajan los residentes en Albertia El Moreral.

"Es de vital importancia entrenar las funciones cognitivas para mantener la calidad de vida en la vejez". Así aborda Cristina Sánchez, psicóloga de la residencia Albertia El Moreral, el proceso de deterioro de algunas capacidades neurológicas en la tercera edad, como las demencias.

Una de las quejas más frecuentes y que más preocupan a las personas mayores es la pérdida de memoria. A este respecto, la psicóloga explica que es importante que tomen conciencia de que si la detectan, se puede entrenar e, incluso, aprender estrategias para llevar mejor estos cambios asociados a la vejez, optimizando sus capacidades.

Por tanto, el entrenamiento cognitivo desarrolla y refuerza el trabajo de las funciones ejecutivas, atención, memoria, percepción, razonamiento, planificación y organización, favoreciendo un mejor rendimiento.

Los programas de aproximación cognitiva que se aplican en la residencia de La Puebla de Alfindén "están fundamentados en el concepto de reserva cognitiva y neuroplasticidad", según explica Sánchez, que se refiere así a la capacidad que tiene el cerebro para adaptarse a las nuevas situaciones y reestablecer el equilibrio alterado.

"Incluso las personas con demencia mantienen cierta capacidad de plasticidad cognitiva o aprendizaje que pueden ser desarrollados y estimulados con el fin de modificar y optimizar su adaptación al medio, especialmente en los estadios leve y moderado, donde el proceso neurodegenerativo no está tan avanzado", añade la psicóloga.

Por tanto, es preciso poner en marcha un conjunto de estrategias, tales como el reentrenamiento, la sustitución y la compensación, técnicas de orientación a la realidad y reminiscencia, encaminadas todas ellas a aumentar la funcionalidad y conseguir una mayor adaptación al entorno.

Así, están destinadas a prevenir y paliar el deterioro cognitivo, sin el uso o con el menor uso posible de psicofármacos, tal y como señala Sánchez, y a través de diferentes ejercicios que pueden ser realizados fácilmente por los mayores de manera grupal e individual, mejorando también sus relaciones y fomentando los sentimientos de autoeficacia.

En Albertia el Moreral se realizan distintas terapias, como programas de entrenamiento en memoria, de estimulación multisensorial, talleres neurocognitivos, huerto terapéutico, salidas culturales, ejercicio físico, actividades intergeneracionales y entrenamiento en actividades de la vida diaria, entre otros talleres.

Estos programas utilizados de forma lúdica, significativa y emocional, pretenden estimular y mantener las capacidades mentales, fortalecer las relaciones sociales, evitar desconexión del entorno, aumentar la autonomía, estimular la autoestima e identidad, minimizar el estrés y evitar reacciones psicológicas anómalas, con el objetivo de mejorar el rendimiento cognitivo, aumentando la autonomía personal y, en definitiva, mejorar la calidad de vida.

Etiquetas