Branded

Heraldo Saludable

Verdades y mitos de la protección solar

Verdades y mitos de la protección solar

La farmacéutica Virginia Barrau, vocal de Dermofarmacia del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Zaragoza, explica cómo protegerse adecuadamente del sol.

Los expertos recomiendan elegir una crema que proteja contra las cuatro radiaciones (ultravioleta A, ultravioleta B, infrarrojos e invisibles).
Los expertos recomiendan elegir una crema que proteja contra las cuatro radiaciones (ultravioleta A, ultravioleta B, infrarrojos e invisibles).
P. B. P.

La piel tiene memoria a largo plazo y los excesos, en la mayoría de los casos, se pagan caros. Como bien advierte la farmacéutica Virginia Barrau, vocal de Dermofarmacia del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Zaragozala radiación ultravioleta A está detrás de los cánceres de piel más peligrosos -aquellos que entrañan un alto riesgo de metástasis-. Por eso, los expertos insisten en la importancia que tiene protegerse del sol desde pequeños para prolongar así la capacidad natural que tiene nuestro cuerpo para hacer frente a estas agresiones externas lo máximo posible. "Se estima que entre los 18 y los 20 años, el capital solar de nuestro cuerpo se ha agotado un 60%. La mejor manera de preservarlo es ponerse factor de protección solar desde pequeños, pues cada vez vivimos más años y lo importante ya no es solo llegar a ancianos sino hacerlo con una buena calidad de vida", subraya Barrau.

A la hora de protegerse del sol en verano, existen todavía muchas falsas creencias que impiden a la población contar con el protector solar más adecuado para cada caso. Estos son algunos mitos y verdades que debes conocer antes de comprar una crema solar y exponerte al sol:

Ponerse a la sombra protege (falso). Este es uno de los mitos más extendidos entre la población, y lejos de lo que la gente piensa, lo cierto es que la sombra no es un protector solar. "La radiación incide en el suelo -dependiendo un poco del tipo de superficie que es- entre un 30 y un 40% y después rebota hacia nosotros. Por eso, aunque estemos a la sombra, es importante que nos apliquemos también protección solar", aclara Barrau. Hay un factor de protección solar para todas las pieles (falso). Igual que no existe un vaquero para todo tipo de cuerpos, no existe un factor de protección solar para todo tipo de pieles. Como subraya Barrau: "no hay genéricos realmente, esta es otra falsa creencia porque ni todos tenemos el mismo tipo de piel ni todos, por ejemplo, tomamos el mismo tipo de medicamentos". Para dar con el factor de protección adecuado habría que analizar, por tanto, varios puntos, desde el tipo de piel a la toma de medicamentos pasando por diversas cuestiones fisiológicas. "No es lo mismo una piel mixta que una piel grasa, que necesitaría un factor de protección libre en grasas; o, por ejemplo, un paciente que esté en tratamiento oncológico, que tiene problemas y una sequedad extrema en la piel. Esta persona -indica Barrau- además de buscar un factor de protección duradero, tendría que optar por uno que estuviera enriquecido por sustancias o nutrientes para aportar un mayor confort a su piel". Lo mismo ocurriría en el caso de niños con dermatitis atópica o personas con soriasis. Por el contrario, a aquellas personas que suden muchoademás de llevar texturas 'oil free' (que no contienen agentes grasos), esta farmacéutica recomienda buscar cremas con factores minerales que consiguen que la piel asimile el factor de protección y no lo exuden. "Más que las cremas antiedad, lo que más ha avanzado en los últimos diez años a nivel de cosméticos son los factores de protección solar, y esto no se sabe. La gente elige un factor de protección, pero hay que elegir el adecuado. Eso es lo que tendríamos que intentar conseguir en las oficinas de farmacia", destaca. Hay fármacos que son fotosensibilizantes (verdad). A la hora de protegernos del sol, hay que tener en cuenta también la medicación que uno toma. Así lo indica la vocal del COFZ, Virginia Barrau, al plantear el siguiente caso. "A lo mejor hay una persona que tiene la piel oscura -y que podría llevar un índice de protección más bajito- pero si resulta que está tomando pastillas anticonceptivas, entonces debería optar ya por un 50 porque estos fármacos causan fotosensibilidad, manchas en la piel", explica.  Conviene aplicarse crema cada dos horas (falso). Aunque se da por hecho que todo producto que hay en el mercado tiene calidad y es bueno, la efectividad de los factores de protección varía en función de uno u otro. "Hay factores más eficientes cuyos filtros son más resistentes a la radiación solar. Lo normal, si son los óptimos, es aplicarse crema cada dos horas, pero si nos hemos estado bañando, si nos hemos secado, si hemos hecho la croqueta en la playa… todo eso hace que el factor de protección solar se mueva y, por tanto, habrá que reaplicar la crema antes", matiza. El factor 50 nos protege de toda radiación (falso). ¿En qué hay que fijarse a la hora de elegir una crema solar? Esta farmacéutica advierte de que el factor de protección marca un tipo de radiación (el ultravioleta B), y nos dice cuánto aguanta con ese filtro solar nuestra piel sin quemarnos: 30 veces más, 40 veces más, etc. "La gente solo se fija en el número y eso no es un indicativo, es como decir que un coche tiene frenos (tiene que tener frenos, pero también airbag un sistema antivuelco, etc.). Ahora abogamos en las farmacias por la protección total que no es 100, sino aquella que cubre las 4 radiaciones (ultravioleta A, ultravioleta B, infrarrojos e invisibles). El 100 solo nos marca una radiación pero del resto no nos dice nada", puntualiza. No hay que aplicarse justo después de la crema ningún tipo de colonia ni perfume (verdadero). Esta farmacéutica hace hincapié en la necesidad de aplicarse primero el factor de protección solar y esperar al menos 30 minutos antes de echarse otra loción encima. Por ejemplo, en el caso de la mosca negra, o con el uso de un antimosquitos. "Si se aplican a la vez es como no darse nada, ya que se produce una interacción cutánea y se anulan mutuamente. Mi recomendación es que la gente se dé factor de protección en casa (30 minutos antes de exponerse al sol) y luego al llegar a la piscina, ya se puede aplicar el antimosquitos", detalla.Para más información sobre protección solar, pon tu salud al día de la mano de Cruzfarma.

Ir al suplemento de salud.

Etiquetas