Despliega el menú
Branded

Tres tradiciones curiosas de la Navidad navarra

Sus Majestades en una obra en verso, el rey de la Faba y un Carnaval tempranero, atractivos turísticos de estas fechas invernales.

El Carnaval.
El Carnaval.
Archivo fotográfico de Turismo Navarra

Cada año desde hace casi medio siglo los Tres Reyes Magos de Oriente recorren el municipio de Sangüesa escenificando al aire libre una obra en verso de Don José de Legarda que data de 1900, en la que muchos sangüesinos acompañan sus Majestades en el recorrido. Este acontecimiento, uno de los cinco autos existentes en España actualmente, ostenta el título de Fiesta de Interés Turístico de Navarra.

La obra de Legarda narra el periplo de Melchor, Gaspar y Baltasar hacia el portal de Belén, guiados por la luz hacia el niño recién nacido. En Sangüesa, sus tres Majestades comienzan su recorrido anual en el palacio Príncipe de Viana y tras pasar por el Ayuntamiento se dirigen al palacio de Vallesantoro, donde se enfrentan al rey Herodes. A su llegada al Portal de Belén, los Reyes Magos presentan sus regalos al niño Jesús y se reunen con los pastores hasta que, la advertencia de un ángel sobre la sombra de Herodes los conduce de nuevo a Jerusalén.

El rey de la Faba

"¡Real, real, real!" han de gritar alrededor del recién coronado rey de la Faba sus conciudadanos. Cada año el título pertenece a un niño o niña diferente, que debe prometer, antes de ser bendecido y coronado, "goardar et defender el regno a nuestro poder".

Esta tradición medieval tiene su origen en la corte de los Teobaldos, procedentes de la región francesa de Champaña. La costumbre señala que los reyes solían convidar a un rosco a los pequeños sin recursos siendo proclamado rey por un día uno de ellos, aquel que encontrase en su porción el haba escondida.

La sociedad pamplonesa Muthiko Alaiak recuperó en 1920 esta tradición, que se celebra desde entonces de forma itinerante por toda la comunidad, aunque la fecha puede variar en función de la fecha que decida la organización.

Nochevieja de Carnaval

La fiesta de los disfraces se adelanta en la Comunidad Foral de Navarra el último día del año. La tradicional carrera de San Silvestre es la primera excusa, que reune cada año a miles de personas a lo largo de toda la comunidad. Cada municipio cuenta con su horario, por lo que es posible escoger el que más convenga. La de Pamplona, por ejemplo, comenzará en la calle Navas de Tolosa en torno a las 19.00, y los niños a las 17.15. En Lerín, el disparo de salida es más temprano: 15.30 para los más pequeños y 17.00 para los adultos.

Terminada la carrera, el disfraz todavía tiene protagonismo. Los navarros celebran con orgullo la entrada del nuevo año vestidos de forma particular: el Carnaval se adelanta a las primeras horas del año y el único requisito para celebrarlo es disfrutar de la velada.

Etiquetas