Despliega el menú
Blog

Blog - La voz de mi amo

por Matias Uribe

la voz de mi amo

Un antiviral contra la muerte del rock y derivados

El coronavirus machaca el festival Zombie Sound Fest Zaragoza, una muestra cargada de simbolismo.

Les Grys Grys, de Francia, era la estrella del Zombie Sound Fest Zaragoza.
Les Grys Grys, de Francia, era la estrella del Zombie Sound Fest Zaragoza.
Les Grys Grys

Como era de esperar, la saña letal de este malnacido virus con corona se ha cargado un festival que, al margen calidades, tenía una carga simbólica y de resistencia más que encomiable. Punk, rock, garaje, power pop, surf, soul, rockabilly, psicodelia y otro puñado más de estilos han sido sustento de la música popular contemporánea durante décadas; unas veces con picos altos y otras con bajos, pero siempre presente en los discos y en las pequeñas salas y clubs.

Sin ir más lejos, basta remontarse a los años 86-88 del pasado siglo, que para algunos no están tan lejanos como parece, y comprobar la pléyade de grupos de estos géneros que pasaron por Zaragoza al socaire de la apertura de aquellas dos salas, hoy históricas, como la Metro y En Bruto: The Lords Of New Church, Toy Dolls, Fortunate Sons, Dream Syndicate, The Meteors, Flesh For Lulu, Fuzztones, Freddie ‘Fingers’ Lee, Flamin’ Groovies, The Lyres, Fleshtones, Guana Batz, Vibrators, The Nomads, The Lyres, Primal Scream…

Un largo listado que escupe mi memoria cada vez más débil, por lo que me dejaré alguno preciso, pero que ilustra la efervescencia de los géneros citados previamente. Pues bien, parece que el virus de la simplicidad, de la vulgaridad más rampante, de un tiempo sin exigencias musicales y se diría que genéricamente culturales, con otras diversiones más ligeras, de uso y consumo inmediato, sin profundidad alguna, ha matado este tipo de música, ha dejado a los grupos tanto veteranos como nuevos en estado zombi, con vida de ultratumba, no real.

Al menos, así lo han entendido en plan jocoso los organizadores del festival Zombie Sound Fest Zaragoza, para lo cual han reunido un paquete de grupos que no solo sirvan música y diversión en el escenario, sino que a la vez -esto lo añade quien suscribe- simbolicen el grito de resistencia a estos tiempos banales de reguetón, rap, trap, electrónica chumba-chumba, triunfitos y otras malas hierbas. Su organización, al amparo de los peleones Antípodas Producciones y su capo incansable, Chema Fernández, había preparado el momento del grito de resistencia para la tarde-noche del 27 de este mes de marzo en La Casa del Loco, con grupos como Les Grys Grys (pyscho garaje, Francia), The Maureens (power pop, Holanda) Gogo Loco (rock'n'roll, UK), Jíbaros (punk pop, Madrid) y Mutagénicos (garaje, Logroño), pero el virus coronario ha rematado la faena y la cita ha muerto, o quizá, como corresponde a este mundo de ‘muertos vivientes’, resucite más adelante.

No son grupos, evidentemente, de primera división en lo que a popularidad se refiere, e incluso, en algunos casos, en cuanto a calidad, como bien se puede comprobar en Spotify, pero quizá no sea esto lo más importante de esta iniciativa sino, a mi entender, su espíritu simbólico de reivindicación y resistencia, de que estos zombis están más vivos que muertos y de que los géneros en los que maceran y condimentan sus canciones son y serán imperdibles, resistentes. En fin, esperemos que el bicho maligno pierda la corona y muera a degüello cuanto antes, que este no sea un zombi de verdad, sino un muerto más muerto que Tutankamón, y pronto no solo se pueda soltar a todo pulmón el grito de rebeldía y resistencia a la desaparición de un sonido vigoroso e histórico, sino que estos géneros ocupen en los escenarios el lugar que merecen.

Quién podía pensar entonces, en los floridos tiempos de la Metro y En Bruto, que aquello iba a ser en el futuro un sueño tan bonito y evocador como ahora lo es, y así lo reclaman los muertos vivientes del Zombie Sound Fest. A consolarse mientras tanto con uno de aquellos grupos que dieron varias tardes de gloria en la sala En Bruto en sus repetidas venidas, los magníficos suecos The Nomads

Aquí dentro va el código de Youtube
Etiquetas
Comentarios