Blog
Suscríbete por 1€

Plantas de moda. ¿Quieres cultivar las especies de los estampados tropicales?

Inundan cortinas, camisas, cojines... La selva está en boga y sus variedades también pueden cultivarse en casa. Aprende a distinguirlas y los trucos para que crezcan en casa

Flores de los estampados, aprende a cultivarlas
Flores de los estampados, aprende a cultivarlas
HERALDO

HIBISCUS.

Flores de los estampados, aprende a cultivarlas

La variedad sinensis o ‘de china’ del hibiscus es uno de los estampados más comunes. Recuerdan al exceso y glamur tropical del Miami de los años 80, ese que mostraban en televisión ‘Las chicas de oro’. No es una planta sencilla de cultivar: disfruta muchísimo del verano aragonés (calor y sol son sus aliados) pero no tanto de los días fríos que traen las nieblas en invierno. Se puede probar a meterla en invierno dentro de casa, siempre y cuando sea en una habitación que tenga mucha luz, sol directo y una temperatura que no baje de los 20 grados. Con sus flores se puede elaborar un delicioso té.

CALATEA.

Flores de los estampados, aprende a cultivarlas

Hay muchas variedades, y una de las favoritas es la ‘Calathea rufibarba’, por sus grandísimas hojas. Le gusta la luz, pero nunca directa. Los riegos tienen que ser abundantes durante el crecimiento, sin encharcar la tierra, y en invierno se reducen, dejando secar levemente la tierra entre riego y riego. Suele ocurrir que las hojas de esta planta se ponen marrones. Les pasa también a otras plantas de interior. Eso suele ser síntoma de que el ambiente es demasiado seco, por lo que habrá que aumentar la humedad ambiental pulverizándola regularmente. Siempre con agua destilada, para no dejar manchas de cal.

CHAMAEDOREA.

Flores de los estampados, aprende a cultivarlas

Es una pequeña palmera de tallos delgados que llegan a alcanzar una altura de dos metros. Quiere un suelo rico en materia orgánica, por lo que habrá que abonar cada año. Se adapta a muchos ambientes, pero prefiere una zona bien iluminada. Si la ponemos en semisombra, crecerá más lentamente. Es una planta que se muere si está en agua encharcada, por lo que hay que asegurarse de que no regamos demasiado. Como mucho, una vez cada diez días. Si se pone amarilla, es que necesita una maceta más grande. Y si hay telarañas, debe tratarse por ácaros.

HELECHO.

Flores de los estampados, aprende a cultivarlas

Es la planta del humedal por excelencia, la que se reproduce por esporas, la que nos sorprende contemplar a los nacidos en tierras secas. Hay hasta 2.000 variedades diferentes, pero para el cultivo interior se prefiere la ‘Nephrolepsis exaltata’, que puede colgarse del techo o dejarse sobre un aparador, combinar con otras plantas o crecer en solitario. Gusta mucho de tierras arenosas y ácidas, por lo que será bueno comprar un sustrato adecuado para él. Siempre debe estar con luz indirecta y humedad: un buen lugar es el baño. No le gustan los cambios de temperatura.

RAVENALA.

Flores de los estampados, aprende a cultivarlas

Originaria de Madagascar, también se la conoce como el ‘árbol del viajero’. Aunque puede parecer una palmera, no lo es. En exteriores puede alcanzar hasta 9 metros de altura, pero en interior su crecimiento es más moderado. Le gusta el ambiente cálido y soporta bien el sol directo. También disfruta de la humedad si no se producen encharcamientos. Solo se debe regar si la tierra ya está seca en la superficie. Para abonar, se pueden colocar en primavera y otoño bastoncillos de liberación lenta, para que no le falten los nutrientes. En lugar de trasplantar, se recomienda renovar la parte superior de la tierra cada año.

OREJA DE ELEFANTE.

Flores de los estampados, aprende a cultivarlas

La alocasia u ‘oreja de elefante’ procede de las regiones tropicales del sudeste de Asia. Sus hojas pueden hacerse muy grandes, incluso de metro y medio de tamaño, aunque por lo habitual en maceta no crecen tanto. Disfruta de temperaturas que superan los 25 grados y nunca debe estar por debajo de los 15 grados. Le gusta la luz, aunque no el sol, y la maceta debe girarse regularmente para que todas las hojas reciban la misma cantidad. En primavera ha de regarse cada cuatro o cinco días, pero a partir de otoño necesita menos agua. Conviene trasplantar cada tres años.

COSTILLA DE ADÁN.

Flores de los estampados, aprende a cultivarlas

Es una planta originaria de Centroamérica. ¿Qué significa eso? Que le gusta el calor, la humedad y el sol indirecto. En esas condiciones, crecerá lustrosa y verde. De hecho, puede hacerse tan grande que es necesario entutorarla. Así, llega incluso a los seis metros de altura. La tierra ha de ser buena: bien drenada y rica en nutrientes, con riego frecuente pero sin encharcar. Una vez a la semana en verano y cada 15 días en invierno. Deben evitarse las corrientes de aire y las fuentes directas de calor (radiadores). Puede sufrir de cochinilla, y se verán manchas grisáceas.

KENTIA.

Flores de los estampados, aprende a cultivarlas

Su nombre científico es ‘Howea forsteriana’, ya que fue descubierta en las islas Howe, en el Pacífico. Mide entre tres y cuatro metros y es perfecta para decorar lugares muy amplios. Eso sí, requiere una iluminación muy intensa, aunque indirecta. Si se planta en un rincón oscuro, se torcerá en busca de luz y su efecto será menos armónico. Su sustrato ha de tener mucha humedad, con muchos nutrientes: se deber regar una vez a la semana y abonar regularmente (aunque evitar hacerlo en invierno). Sus mayores enemigos son los ácaros: si aparecen telarañas, debe ser tratada.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión