Blog

Blog - El buen jardinero

por David Navarro

Ciudades más frescas: siete árboles que evitarán el efecto 'isla de calor'

En una capital como Zaragoza la temperatura del centro es seis grados mayor que en la periferia. Y va a peor con los años. Estos son los árboles que los expertos proponen al Ayuntamiento para mitigar el asfalto.

Olmo. Es un árbol precioso, que absorbe bien la contaminación, reduce el ruido del tráfico y da una sombra fresca muy agradecida. Tiene el inconveniente de una plaga capaz de matar ejemplares, pero se puede prevenir.
Árboles que dan sombra fresca: así se combate el efecto 'isla de calor'
HERALDO

Hace unos días se presentó la Estrategia de Calidad del Aire y Cambio Climático de Zaragoza 2018-2030, en la que se destacaba, entre otros datos, que el efecto isla de calor de la ciudad de Zaragoza va a peor. En el centro se sufren hasta seis grados más que en la periferia durante los días de más calor, y la temperatura global de la ciudad ha aumentado en dos grados en los últimos años. Por ello, los expertos proponen corredores verdes, más vegetación y estrategias para evitar el agobio que produce el asfalto.

No es tan sencillo como parece elegir los árboles que pueden ayudar a reducir este fenómeno. La mala elección del arbolado puede dar lugar a proliferación de especies exóticas que afectarán después al entorno rural (como ocurre hoy en día con el ailanto, auténtico problema medioambiental en el cauce urbano de los ríos), otras demandan excesiva cantidad de agua (‘Cercis siliquastrum’, ‘Alnus glutinosa’), los hay que crecen muy poco y son más floreros que árboles (hibiscus, prunus), que causan alergias (plátano) y los que no soportan las plagas o ensucian el suelo (catalpas, moreras...).

Pero hay otros árboles generosos y grandes, que dan sombra fresca, que incluso aportan alimento a los pájaros en invierno y que ayudarían a reducir no solo el efecto isla de calor, sino también a amortiguar el ruido de los coches e incluso a luchar contra la contaminación. A estos campeones, que ilustran esta página, se les puede unir una política urbanística más acorde con el clima aragonés. Evitar las grandes explanadas de cemento (plaza del Pilar, plaza Eduardo Ibarra, espacio junto a la Estación Intermodal...), potenciar la jardinería ciudadana, prestar atención a las azoteas...

Etiquetas
Comentarios