Despliega el menú
Economía

Más descansos y bebidas para prevenir el estrés térmico de los trabajadores

Comisiones Obreras ha presentado una guía contra el calor para proteger a los empleados que trabajan al aire libre.

Rueda de prensa de CC. OO. en favor de los trabajadores
Rueda de prensa de CC. OO. en favor de los trabajadores
M. G.

El sindicato Comisiones Obreras le ha declarado la guerra al calor y va a proteger a los trabajadores que "trabajan bajo el sol y se arriesgan a sufrir un golpe de calor  que puede conducir a la muerte".

El grupo ha presentado este lunes una guía dirigida a las empresas que tienen trabajadores al aire libre. El manual contiene información y consejos para afrontar las jornadas laborales en verano.

Luis Clarimón, secretario de Salud Laboral de CC. OO., ha asegurado que, "durante una ola de calor, nos aconsejan tomar una serie de precauciones porque nos exponemos a un peligro que puede ser mortal, como se demuestra todos los años", pero a su vez, ha afirmado que "los jardineros, agricultores o las personas que se dedican a la construcción no pueden decidir si van a tomar esas medidas porque están trabajando". Y por eso, desde CCOO exigen a las empresas eviten riesgos.

Según han explicado, en Aragón se produce un efecto 'isla de calor'. Esto supone que la temperatura se concentra en el interior de la ciudad, produciéndose una diferencia de hasta dos grados con respecto al exterior, por lo que la situación puede verse agravada.

El sindicato ha dado a conocer que pretenden, entre otras cuestiones, que los trabajadores tengan unos tiempos de trabajo más cortos, con mayor número de descansos y que la empresa les proporcione bebidas para que los empleados las consuman "cuando consideren necesario", aunque ha matizado que tienen que ser sin alcohol, porque de lo contrario "puede provocar el efecto inverso y aumentar la temperatura corporal de la personas". Otra cuestión que han destacado ha sido la precaución en el sector femenino, ya que estas "tienen menos facilidad de sudoración y asumen más riesgos".

Por otro lado, plantean que las empresas tengan un plan contra las olas de calor, en las que quepa incluir la paralización del trabajo cuando sea necesario para "evitar lamentar fallecimientos".

A pesar de que legislativamente hay una serie de normas contra el estrés térmico y está regulado, el representante sindical ha propuesto que "la administración pública se preocupe de que se cumplan los criterios y las condiciones legislastivas porque hay empresas que no lo hacen".

En Europa se han experimentado varias olas de calor extremo del año 2000, y en España están establecidas varias medidas para regular la situación de los trabajadores y que las empresas adquieran precauciones y protejan a sus trabajadores contra las altas temperaturas.

Etiquetas
Comentarios