Despliega el menú
Blog

Blog - El buen jardinero

por David Navarro

consejos de jardinería

¿Qué gramíneas elegir en el jardín de hierbas?

La sociedad exige cada vez más productos 'low cost'y la jardinería no podía ser menos. Por ello, las hierbas son una opción cada vez más recurrente.

gramineas
Las gramíneas pueden quedar espectaculares en jardines y parques
Forest & Kim Starr

>> Bajo coste. La sociedad exige cada vez más productos 'low cost'y la jardinería no podía ser menos. Por ello, las hierbas son una opción cada vez más recurrente en los proyectos de paisajismo. Las gramíneas son una familia capaz de adaptarse a todo tipo de suelo, clima y condición: las hay en lo más inhóspito de la tundra, en las secas estepas aragonesas y en los bosques húmedos tropicales. Lo mejor es encontrar las especies más adecuadas para nuestro jardín.

¿Qué gramíneas elegir?

En Aragón, dan muy buen resultado las festucas, los penisetum, los miscantos, las imperatas o las cortaderias. Estas últimas están presentes en muchos parques y destacan por sus enormes plumeros blancos. En el campo, abunda el popular carrizo (arundo donax), que durante siglos ha servido para afianzar acequias y cortar vientos. Estas especies apenas requieren agua y aguantan el calor y el frío. Conviene mezclaras con especies coloridas: cotoneáster, evónimos, sedum... que también aguanten días o semanas sin aportes de agua.

CRITERIOS A TENER EN CUENTA

>> Misteriosas. Las hierbas más altas pueden servir para limitar espacios e invitar al paseante a descubrir rincones, como un estanque o un banco sombreado. En la foto, los miscantos separan una zona de hierbas bajas de otra de pradera donde sentarse al sol. Su altura puede superar el metro y medio.

>> En laderas. Aquellos que tengan alguna pendiente en su jardín, pueden elegir plantas que frenen la erosión y embellezcan el entorno, como en esta ladera, donde la festuca parece un mar ondulado cuando la roza el viento. La variedad glauca se mantiene azulada cuando prepara las flores.

>> Junto a senderos. Uno de los efectos más interesantes de las gramíneas es su ubicación junto a los caminos. El paseante tiene la sensación de caminar entre campos de cultivo. Además, y a diferencia de otros linderos que solo tienen unos meses de vida, estos conservan su belleza durante todo el año.

Etiquetas
Comentarios