Fiestas del Pilar
Suscríbete por 1€

fiestas del pilar

Diego de Pablo, pregonero: “Tengo un poco de vértigo, y al mirar hacia abajo  pensé: caigo en blando”

El joven pregonero de 12 años vivió anoche un momento “inolvidable” que dio el pistoletazo de salida a las Fiestas del Pilar 2022.

Diego de Pablo, de 12 años, pregonero de las Fiestas del Pilar 2022
Diego de Pablo, de 12 años, pregonero de las Fiestas del Pilar 2022
M.O.

Diego de Pablo aún no se lo cree. Lo de este sábado por la noche fue inolvidable. Este chico de 12 años y alumno de 2º de la ESO en el IES Goya de Zaragoza ya ha hecho historia junto con los otros tres joteros que le acompañaban en el balcón del Ayuntamiento de Zaragoza como pregoneros de las Fiestas del Pilar 2022. “He amanecido muy contento y satisfecho porque ayer lo hice bastante bien”, dice de Pablo. “Eso sí, estoy afónico”, confiesa.

El joven pregonero de 12 años vivió anoche un momento “inolvidable” que dio el pistoletazo de salida a las Fiestas del Pilar 2022.

Algo que no puede extrañar a nadie después de lo que vivimos la pasada noche. El público, las casi 40.000 personas que llenaron la plaza del Pilar, se volcaron con los cuatro pregoneros, pero el joven Diego se los metió en el bolsillo nada más abrir la boca. “Estaba muy nervioso pero intenté aguantarlo”, explica de Pablo. Además, “tengo un poco de vértigo y al mirar abajo desde el balcón y ver tanta gente pensé: si me caigo, me caigo en blando”, bromea el pregonero. “Nunca había sentido algo así. Me llenó mucho estar allí arriba”, continua el joven que también tiene palabras amables para sus compañeros: “Los cuatro lo hicimos muy bien, aunque creo que los zaragozanos se volcaron más conmigo porque grité más y la gente respondió igual”. “Proyecté la voz como si estuviese cantando una jota, como si estuviera hablando con los ojos”, explica este jotero y confiesa: “Casi me arranco a cantarlo. Fue una sensación impresionante y aún no me lo creo".

Referencias a la mujer y a la jota como Patrimonio Inmaterial

En los párrafos del pregón que Diego de Pablo leyó se hacía referencia a la mujer aragonesa. “Yo tengo como referentes a mi madre y a mi abuela. Por eso se que la mujer aragonesa es una mujer muy fuerte, que sabe lo que quiere y tiene las ideas muy claras”, dice el pregonero.

Sobre la candidatura de la jota como Patrimonio Inmaterial de la Unesco también se habló en el pregón: “Estoy seguro de que lo lograremos porque lo más importante que tiene Aragón es la jota y si ya se consiguió con los tambores en Calanda, con la jota, que es de todo Aragón y es algo que todos amamos, seguro que también se consigue”.

Padres y abuelos, orgullosos y emocionados

Al acabar el pregón “me recorrió el cuerpo una sensación de orgullo. Es algo que voy a recordar toda la vida”. El reencuentro con la familia fue el punto culminante de una noche perfecta. “Cuando vi a mis padres y a mi hermano fue inexplicable. Estaban más emocionados que yo, que no era consciente de lo que había hecho” relata el pregonero. 

“No lloré porque no soy muy de llorar pero mi hermano de 10 años me abrazó emocionado y me conmovió porque no me lo esperaba. Siempre nos estamos peleando, pero nunca he estado mejor con él que durante estos días”, confiesa de Pablo.

Fui rápidamente a llamar por teléfono a mis abuelos, que lo vieron por televisión y estaban muy orgullosos. Yo también estoy muy orgulloso de mí. Me dijeron que lo que había hecho es algo único en la vida y que lo tenía que disfrutar”, recuerda el joven. 

A partir de ahora va a seguir cantando como lo ha hecho desde que tiene uso de razón: “Empecé a cantar desde muy pequeño. La primera vez que escuché una jota se me metió dentro y no puedo hacer nada más que cantarlas. Para mi es lo más importante”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión