Despliega el menú
Fiestas del Pilar

fiestas del pilar

El Ebro brilla bajo los fuegos

Las temperaturas acompañaron en una traca que volvió a citar a miles de zaragozanos en los alrededores del río Aunque las fiestas han acabado «oficialmente», el Espacio Zity y las ferias continuarán abiertos unos días más.

Hasta el último minuto apuraron este domingo los zaragozanos las fiestas. Aún conscientes de que esta mañana tocaba madrugar, fueron miles los que se acercaron hasta las riberas del Ebro para disfrutar de los fuegos artificiales que ponían la guinda a nueve intensos días de charangas, conciertos, ferias, teatros, ofrendas... La noche de este domingo las temperaturas fueron casi primaverales y eso propició que un público numeroso se acercara a la plaza a disfrutar de los últimos coletazos festivos.

A las 22.00 comenzó en el escenario de la fuente de la Hispanidad, donde por primera vez tuvo lugar esta despedida, la actuación de Joaquín Pardinilla Sexteto, que interpretó alguna de sus canciones antes de culminar con el ‘Somos’ de José Antonio Labordeta, todo un himno para muchos aragoneses. Tras el pequeño recital el foco de atención se trasladó al río, donde el espectáculo de luz y sonido puso el punto y final a una edición más de las fiestas.

Se vieron carreras aceleradas y las aglomeraciones en las zonas de los puentes fueron muy notables. En la margen izquierda, en las inmediaciones del puente de Piedra, una pobre perrita no gozó tanto como los allí presentes y de vez en cuando se la veía temblar y se oía cómo se quejaba del estruendo del espectáculo pirotécnico. Quien sí pareció disfrutarlo fue una mujer mayor con un bastón y la cabeza cubierta con un pañuelo, que arrancó a aplaudir y jalear de un modo muy apasionado mientras se sucedían las explosiones. Cada vez que había un silencio, este se llenaba de aplausos y una vez terminada la traca comenzó la odisea de intentar llegar a casa. «Pues yo ahora me calentaré las borrajicas y me las comeré», decía uno de los espectadores. Nada mejor y más aragonés para despedir las fiestas.

Tras nueve intensos días, el acto final comenzó a las 22.15 en el parque de Macanaz, aunque previamente y a pocos metros, en la Carpa Aragón, se celebró la ‘Fiesta Swing y rock 50’. Después de la traca final algunos volvieron a terminar la jornada con buen sabor de boca: a las 23.00 estaba prevista la presencia en el Festival Ebro Food Trucks en el paseo de Echegaray del DJ JLasierra.

Fiestas con buena nota

Las fiestas de 2019 se recordarán por la gran afluencia de público sobre todo a las actividades de calle, que se han visto beneficiadas por las altas temperaturas y, también, por el hecho de que este año el día grande cayera en sábado. Como cada año, el Ayuntamiento hizo pública ayer una encuesta de satisfacción, en la que aseguran que los zaragozanos otorgan a las fiestas una nota media de 7,98 sobre 10. Además, el 87% de los ciudadanos han considerado las fiestas como ‘muy buenas/buenas’ y parece que las novedades introducidas han sido bien acogidas. No obstante, quedan muchos asuntos pendientes de resolver de cara a nuevas ediciones como la conveniencia de buscar una espacio para los peñistas o fijar unos criterios en lo relativo a la licitación del Parking Norte. También hubo lugar para la polémica con la suspensión de la muestra gastronómica del paseo de Echegaray y Caballero, que habrá que ver si regresa en las próximas fiestas. Entre los ‘peros’ hay que lamentar la agresión sexual denunciada el pasado viernes, por la que el Ayuntamiento activó de inmediato el protocolo de respuesta a la violencia contra la mujer, lo que llevó a detener todos los espectáculos y la Ofrenda durante cinco minutos.

Los ciudadanos señalan en la encuesta que aún existe margen de mejora en la programación y oferta musical, en transporte y movilidad, y en la descentralización de las fiestas, pues hay que recordar que este año se recuperó un escenario folclórico en al fuente de la Hispanidad, pero se perdió el de la plaza de SanBruno.

La resaca continúa

Aunque hoy ya sea, como se suele decir, ‘día de escuela’, las fiestas aún tendrán algunas ‘bolas extra’ los próximos días. Hoy está previsto que comience el desmontaje de muchos de los escenarios (véase los de la fuente de Goya e Hispanidad), pero intención del Ayuntamiento es la de que el manto floral de la Virgen continúe expuesto hasta el jueves o viernes de esta semana. No obstante, en caso de que lloviera o hiciera excesivo calor en los próximos días, las flores se marchitarían más rápido, lo que obligaría a retirar los ramos y canastillas (hasta siete millones de flores) antes de lo previsto.

Por otro lado, en Valdespartera continuarán instalados tanto el recinto ferial como la carpa de conciertos de Espacio Zity. En el escenario principal el viernes se podrá ver a David Civera con un concierto benéfico en favor de la Fundación Down Zaragoza, cuya entrada será de un euro, mientras que el sábado será el rapero local Sho-Hai el que ponga el colofón a los conciertos pilaristas.

Donde sí han echado ya el cierre es en la Feria de Zaragoza, que anoche hizo balance de su 79ª edición. Más de 192.000 personas han disfrutado de sus cinco pabellones y la afluencia ha sido un 4% mayor que en la pasada edición. Entre las actividades destacadas, aseguran los organizadores que las actuaciones de ‘Rock en familia’ han sido muy bien acogidas, así como el pabellón de las Fuerzas Armadas, «que no ha cesado de recibir visitantes».

Etiquetas
Comentarios