Vivienda

Zaragoza tendrá un plan para limitar los pisos turísticos

El área de Urbanismo está analizando la situación de otras ciudades para tomar medidas frente a la proliferación de estos alojamientos. 

Dos pisos turísticos en una calle de La Magdalena.
Dos pisos turísticos en una calle de La Magdalena.
Francisco Jiménez

Zaragoza tendrá en un futuro próximo un plan para limitar las Viviendas de Uso Turístico (VUT). Así lo afirman fuentes del área de Urbanismo del Ayuntamiento, quienes trasladan que los funcionarios llevan semanas definiendo una nueva normativa, fijándose en otras ciudades donde la proliferación de este tipo de alojamientos ha supuesto un problema para evitar lo propio en la ciudad.

El concejal de Urbanismo, Víctor Serrano, ha trasladado este lunes al resto de grupos políticos en el Consejo de Gerencia de Urbanismo la intención de elaborar este plan, reclamado en varias ocasiones desde el PSOE. Aunque todavía no se han fijado unas líneas específicas, el Ayuntamiento endurecerá las condiciones para acceder a las licencias de las VUT, además de que la intención a largo plazo es crear un sistema de zonas tensionadas como el que tiene el sector de la hostelería. Para ello, se están estudiando las medidas "más adecuadas", dicen desde el Consistorio, ya que los funcionarios "llevan semanas" fijándose en modelos como el de Sevilla, que es más flexible que el de otras ciudades.

Tal y como ha contado HERALDO, el auge de pisos turísticos es cada vez más palpable en Zaragoza. Según los datos del INE, en febrero de 2022 había 854 viviendas de este tipo en toda la provincia, mientras que en el mismo mes de este año se registran ya 1.253 alojamientos, un 46,7% más en tan solo dos años. En la capital hay 934 inmuebles turísticos. El Ayuntamiento no considera que haya un inconveniente "alarmante", pero quiere prevenir un posible problema ante un incremento por ahora incesante. 

Esta noticia llega después de que el tema de las VUT fuera objeto de debate en el pleno del Ayuntamiento, con la oposición pidiendo un plan específico y el gobierno de la ciudad rechazándolo porque "el tipo de turistas que llegan a la capital aragonesa no es el mismo que el de Málaga o Barcelona". En un principio, se endurecerán las condiciones al dar las licencias, aunque será una medida transitoria, ya que para poner más restricciones, como la de declarar zonas tensionadas, habría que modificar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), algo que el Consistorio considera.

"Después de analizar el modelo de otras ciudades, se expondrá al resto de grupos municipales, que ya han mostrado su preocupación por este tema. En España hay un mercado inmobiliario tensionado, por lo que queremos ponerle un poco de límite", añaden fuentes municipales. Además, en Zaragoza el problema de saturación se da, principalmente, en el Casco Histórico, de ahí que la intención sea elaborar un mapa que funcione parecido a las zonas tensionadas de la hostelería.

En estos momentos, la licencia que se exige para ejercer esta actividad es similar a la de los hoteles. Es obligatorio que el piso tenga, como mínimo, 25 metros cuadrados, ventilación directa o que los inquilinos cumplan las normas de convivencia, entre otros requisitos.

El Ayuntamiento de Sevilla, en el que se fija actualmente el de Zaragoza, ha lanzado un plan para hacer frente al auge de este tipo de inmuebles. En su decreto, que esperan aprobar definitivamente antes de verano, otorga competencias a los Consistorios para limitar o prohibir dichos alojamientos turísticos y establece una serie de requisitos que tendrán que cumplir, como los relacionados con la climatización, el número de baños y ventanas, el número de personas por metro cuadrado o el ajuar domésticos, entre otros aspectos. Todo ello estará basado en un mapa de zonas con presión, para restringir el número de licencias que se dan por barrios.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión