Zaragoza
Suscríbete

El Ministerio modifica el trazado del túnel de trasvase del embalse de Mularroya

El cambio en el proyecto suprime la presa proyectada en el Jalón, aprovecha el azud de Campiel y prevé estar acabado en primavera de 2024.

La nueva embocadura se proyecta en el azud de Campiel que abastece a la central de Embid.
La nueva embocadura se proyecta en el azud de Campiel que abastece a la central de Embid.
Macipe

El Ministerio para la Transición Ecológica aprobó a finales del pasado mes de julio el proyecto para modificar el trazado del túnel de trasvase desde el río Jalón hacia el embalse de Mularroya. Ese cambio supone modificar el punto de embocadura de la galería, que inicialmente se situaba en un meandro aguas arriba de Embid de la Ribera donde estaba proyectada una presa de hormigón 133 metros de longitud y más de 23 de alto, para acercarlo al canal de toma de la central hidroeléctrica de Embid, que se alimenta del azud de Campiel, ya existente y cuya concesión acaba en 2025. Así, se suprime el dique, pero la galería se tendrá que alargar casi 700 metros. El balance, según la Confederación Hidrográfica del Ebro, dejará un coste menor en términos económicos y hará que la obra pueda estar acabada en primavera de 2024.

En esta variación, contemplada junto a otras dentro de los anexos del Plan Hidrológico del Ebro, implicará "un ligero cambio de alineación del segundo tramo del túnel entre la zona de ataque intermedio y el río Jalón" que se traducirá, según el Miteco, en ahorrar, además del azud, "la reposición de varias infraestructuras". Los 12,6 kilómetros de gruta se dividen en una primera parte de 8,2, entre el Grío y el término municipal de Paracuellos de la Ribera, que se ejecutaron entre noviembre de 2020 y octubre de 2022, y queda por realizar el segmento hasta el Jalón, del que ya se han perforado 2,4 kilómetros.

La nueva embocadura se proyecta en el azud de Campiel que abastece a la central de Embid.
La nueva embocadura se proyecta en el azud de Campiel que abastece a la central de Embid.
Macipe

La nueva toma, explican desde la CHE, se ubicará en el actual desagüe de la cámara de carga de la central. En ella, detallan se dispone de un cuenco amortiguador con un giro de noventa grados para eliminar la energía del agua y conducirla paralela al trazado del río, donde se coloca una compuerta precedida de un aliviadero lateral que permite el control de los caudales que entran en el túnel.

Como ya adelantó HERALDO, los trabajos de excavación de la galería, localizados en la actualidad en el término municipal de Paracuellos, se paralizaron a mediados de junio y requerían de la luz verde a este cambio para retomarse. De hecho, fuentes de la CHE apuntan que las labores, que califican de "suspendidas", se retomarán "en unos días".

Desde el organismo regulador, se considera que esta modificación implica una "mejora ambiental, al reducir sustancialmente los impactos sobre el Jalón". Así, reconocen que suprimir la presa proyectada "elimina el efecto barrera y el posible deterioro de la masa de agua del río Jalón desde el Ribota hasta el Aranda" y reduce "significativamente las emisiones a la atmósfera, los posibles vertidos al cauce, la generación de residuos y la utilización de recursos naturales".

También argumenta que se aminora "la afección a espacios protegidos de la Red Natura 2000 (LIC y ZEPA Hoces del Rio Jalón)", ya que las actuaciones previstas afectarán a "unas tres hectáreas de terrenos durante la construcción, en lugar de las más de 10 que se inundaban permanentemente con la construcción del azud, reduciendo la afección más del 70 % en estos espacios protegidos". Levantar esa presa, reconocen, precisaría "más de tres años".

Según consta en el documento de anexos, para realizar esta alternativa se contempla el recrecimiento del azud en dos metros, la excavación de todo el vaso del azud por estar prácticamente colmatado por sedimentos y que el túnel de trasvase llegase a los 13,37 kilómetros de longitud hasta el embalse de Mularroya, en el cauce del Grío. La embocadura del túnel estará a unos 200 metros aguas arriba del azud.

Desde la CHE, recuerdan que todo ello supondrá evitar afecciones a infraestructuras existentes como la línea de ferrocarril convencional Madrid-Barcelona y la carretera comarcal CV-901. La presa principal, en el Grío, ya está finalizada y recibida desde mayo de 2022 y las variantes de la carretera A-2302 y N-IIa están ya en servicio.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión