Zaragoza
Suscríbete

Talan las palmeras de la fuente de Neptuno del parque Grande

Estaban catalogadas como árboles singulares de Zaragoza, pero la plaga del picudo rojo les había afectado en los últimos años.

El entorno de la fuente de Neptuno ha amanecido hoy sin palmeras.
El entorno de la fuente de Neptuno ha amanecido hoy sin palmeras.
C. P. B.

Una de las estampas más icónicas de Zaragoza ya es parte del pasado. Las palmeras que rodeaban la fuente de Neptuno del parque Grande han sido taladas, después de años de tratamientos fitosanitarios contra el picudo rojo, que no han logrado superar.

Cinco de las seis palmeras lucían este martes por la mañana en el césped ya despedazadas para sorpresa de muchos paseantes del parque que lamentaban la pérdida. Se trataba de árboles catalogados como singulares desde hacía más de quince años, pero han sucumbido finalmente a los ataques de un coleóptero que también ha puesto en jaque a otras palmeras del Jardín Botánico.

"Estas palmeras habían sido atacadas por el picudo rojo, un coleóptero altamente dañino para ese tipo de árbol. A pesar de que los técnicos  municipales han realizado, en los últimos años, distintos tratamientos para intentar salvar estas palmeras, finalmente ha sido necesario optar por su tala, ya que no sólo no mejoraba la situación sino que, además, podían convertirse en foco de contagio para otros ejemplares", explican desde el área de Medio Ambiente del Consistorio zaragozano. 

Los ejemplares talados rozaban los diez metros de altura.
Los ejemplares talados rozaban los diez metros de altura.
C. P. B.

"Son ejemplares singulares por su porte, altura y belleza. El conjunto, con la Fuente de Neptuno en su centro, constituye una de las imágenes más características del parque y de la ciudad de Zaragoza", se lee en la ficha que las cataloga como singulares. Las palmeras, de tipología 'Phoenix canariensis', rozaban los diez metros de altura y los técnicos de Parques y Jardines solían utilizar grandes grúas para hacer las labores de tratamiento así como los controles biológicos preventivos.

"Su delicado estado -habían perdido su meristemo apical, que es la parte de la planta que permite el crecimiento- las hacía muy vulnerables ante posibles caídas en caso de viento fuerte, lo que suponía a su vez un riesgo para las personas", justifican desde el Ayuntamiento. En estos ejemplares se habían realizado ya "todos los intentos de curación posibles", tanto con control biológico (utilizando nematodos y entomopatógenos que atacan las larvas del picudo rojo) como con la aplicación de productos fitosanitarios. "Asimismo, se intentó hacer cirugía de saneamiento, eliminando los tejidos afectados, pero ni siquiera este tratamiento de choque ha resultado eficaz", informan.

Desde el año 2019 se llevaban tratando las palmeras con productos fitosanitarios.
Desde el año 2019 se llevaban tratando las palmeras con productos fitosanitarios.
Ayto. Zaragoza

El picudo rojo es un coleóptero de color rojo y negro, muy llamativo, que puede llegar a medir cuatro centímetros en estado adulto. Tiene un comportamiento muy agresivo y, en un periodo corto de tiempo, provoca la muerte de las palmeras, en especial de la palmera canaria, que es la más habitual de nuestro paisaje urbano. Vive dentro de las palmeras y tiene ciclos de vida muy largos, llegándose a dar poblaciones de varios cientos de individuos en el interior de un ejemplar atacado por esta plaga. 

En Zaragoza apenas quedan palmeras ya en espacios públicos, a excepción de algunas en el entorno de la estación de Goya y a lo largo de Conde de Aranda. Durante las obras del tranvía muchos ejemplares tuvieron que ser trasladados desde la plaza de San Francisco hasta el barrio de Las Fuentes. Un estudio de la Universidad realizado en 2020 indica que en Zaragoza hay 4.452 ejemplares de phoenix canariensis, pero sólo el 9,5% de los ejemplares de son de titularidad municipal.

"En la efectividad de los protocolos seguidos juegan un papel determinante las palmeras situadas en espacios de titularidad privada, ya que estas unidades actúan como vector para la introducción de la plaga", comentan desde el Ayuntamiento, donde instan a los propietarios de ejemplares de esta especie a tomar conciencia de que tienen un ser vivo en la puerta de casa cuyo mantenimiento es de su responsabilidad. La detección precoz y los tratamientos preventivos son el único método de lucha eficaz para proteger a la globalidad de ejemplares.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión