zaragoza

La segunda fase de recuperación del Huerva recibe 3,4 millones de la Unión Europea

El proyecto de Urbanismo es de 9,9 millones de euros, de los que 1.598.705,62 proceden de una subvención anterior que obtuvo en 2022.

Visita de Natalia Chueca y Víctor Serrano al río Huerva.
Visita de Natalia Chueca y Víctor Serrano al río Huerva.
Ramón Comet

La segunda fase de la reforma integral del trazado urbano del río Huerva a su paso por Zaragoza, presupuestado en 13,9 millones de euros, recibirá 3.406.496 euros de ayudas europeas, dentro de la convocatoria de subvenciones de la Fundación Biodiversidad para el fomento de actuaciones dirigidas a la renaturalización y resiliencia de ciudades españolas.

Una vez que la subvención sea firme, el Ayuntamiento de Zaragoza habrá conseguido captar un total de 5.005.201,89 euros para un proyecto global que supera una inversión de 23 millones de euros y que se divide en dos fases.

Para la primera, que contempla desarrollar la restitución paisajística y urbanística del entorno ribereño entre el puente Blasco del Cacho y el puente del Emperador Augusto, Urbanismo tiene un proyecto de 9,9 millones de euros de los que 1.598.705,62 proceden de una subvención anterior que obtuvo en 2022 el Ayuntamiento gracias a los fondos Next Generation gestionados por la Fundación Biodiversidad, informan fuentes municipales en una nota de prensa.

Para ello, el área de Urbanismo ya ha comenzado los procesos participativos e informativos en las juntas vecinales de distrito y con entidades sociales y ecologistas, se han elaborado los primeros informes y análisis y se ha promovido el diseño del futuro tanque de tormentas que se ubicará en los antiguos viveros Sopesens.

La segunda fase extiende las actuaciones en el tramo restante hasta la Gran Vía (momento en el que el río queda soterrado) y en el tramo entre la calle de Miguel Servet y la desembocadura del río en el Ebro.

Las principales acciones en el Huerva se centrarán en una restauración hidromorfológica, la gestión de especies de flora alóctonas, la generación de hábitats para la fauna autóctona, la restauración de la vegetación de ribera y de las zonas ajardinadas que conectan el espacio urbano y con el fluvial y, por último, la mejora de la accesibilidad para la población al espacio ribereño.

Con todo ello, se mejorará el estado ecológico del río, se reducirá la peligrosidad de las inundaciones, se eliminará o reducirá significativamente en número y peso las especies exóticas, y se incrementará la resiliencia contra plagas y el cambio climático de las áreas verdes renaturalizadas y su entorno próximo.

De igual forma, se reducirá el efecto de isla de calor, al reducirse las temperaturas por incremento de la vegetación arbórea, y las actuaciones también tendrán un efecto mitigador del ruido en las áreas verdes.

El objetivo general del proyecto al completo es restaurar los dos tramos urbanos del río Huerva a su paso por Zaragoza y las zonas ajardinadas próximas a éstos, así como crear unas condiciones idóneas de hábitat para la biodiversidad asociada.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión