Zaragoza
Suscríbete

movilidad

Chueca insiste en la "inviabilidad" de la línea 2 del tranvía y dice que obligaría a cortar calles y despedir trabajadores

El PSOE defiende su proyecto estrella y la necesidad de unir el eje este-oeste de la ciudad con un medio de transporte de alta capacidad. 

Gente esperando al tranvía de Zaragoza
Gente esperando al tranvía de Zaragoza
Toni Galán

El debate sobre la línea 2 del tranvía ha vuelto este miércoles al Ayuntamiento de Zaragoza. Durante la comisión de Servicios Públicos y Movilidad, el grupo municipal del PSOE ha defendido el que ya se ha convertido en su proyecto estrella de cara a las próximas elecciones del mes de mayo, mientras que la concejal responsable del área y candidata popular a la Alcaldía, Natalia Chueca, ha vuelto a insistir en su "inviabilidad". Asegura que la construcción de esta gran infraestructura obligaría, entre otras cosas, a cortar al tráfico importantes calles de la ciudad y a despedir a 150 trabajadores del bus urbano. 

El concejal socialista Alfonso Gómez ha querido saber por qué el gobierno PP-Cs no considera "prioritaria" la creación de una línea de alta capacidad entre el este y el oeste de la ciudad. "Estamos hablando de 250.000 personas que demandan este servicio", ha recalcado el edil, que ha añadido que "supone un aumento de la calidad de vida" y permitiría la puesta en marcha de un transporte "accesible y moderno". 

Pero Chueca ha acusado al PSOE de estar "haciendo campaña" al llevar ese asunto al salón de plenos y de haber cambiado de criterio debido a la cercanía de la cita con las urnas, ya que durante el debate sobre el estado de la ciudad del año pasado los grupos aprobaron por unanimidad encontrar una alternativa más económica al tranvía para esta zona. También ha criticado a la candidata socialista, Lola Ranera, por acudir el día anterior a Bruselas, donde se entrevistó con varios representantes de la Comisión Europea para conocer su opinión sobre el proyecto y las posibilidades de lograr financiación, sin un plan claro.  

"No sabe cuál es el recorrido, cómo lo va a pagar ni cuanto cuesta", ha reprochado la edil. Y ha cuestionado que la nueva línea pudiera estar terminada en 2026, que es una de las condiciones de los fondos Next Generation a los que quiere acceder Ranera para financiarla. 

También ha esgrimido Chueca un informe que habla de que la puesta en marcha de este servicio supondría la eliminación de 8 líneas del bus urbano (ya con la 1 se suprimieron 300.000 kilómetros y se despidieron a 153 trabajadores de Avanza). Además, el estudio añade que la construcción de esta infraestructura obligaría a cortar de forma permanente el tráfico en la avenida de Madrid, Compromiso de Caspe y Miguel Servet, así como a la desaparición de los carriles bici que allí se encuentran. 

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión