Zaragoza
Suscríbete por 1€

tribunales

Una joven se retracta en un juicio por malos tratos y termina investigada por denuncia falsa

La chica cambió de opinión y declaró en el juicio que lo hizo por celos, a pesar de que le había contado a una amiga y una profesora los episodios de violencia.

El juicio se celebró en la ciudad de la Justicia
El juicio se celebró en la ciudad de la Justicia
Oliver Duch

La falta de pruebas contundentes sobre unos posibles malos tratos de un joven de 20 años a su novia de similar edad ha obligado a la juez a absolver al acusado, que se enfrentaba a dos penas de 8 y 7 meses de prisión por amenazas y lesiones leves, sobre todo después de que la chica admitiera abiertamente durante la vista oral que había mentido.

La testigo y presunta víctima de los hechos fue advertida en varias ocasiones de las consecuencias penales del falso testimonio, pero ella insistió en que habían sido una invención suya por celos. Igualmente, respecto al parte de lesiones que presentó, dijo que no habían sido causados por su entonces novio, sino por una caída del patinete como le indicó al médico que la atendió en su día.

Lo que la joven denunció en mayo de 2021 que el acusado, tras negarse ella a mantener relaciones sexuales con él, “comenzó a golpearle fuertemente en las piernas con los puños, causándole moratones, de los que tenía fotografías para aportarlas si fuera necesario”.

Cuando en el juicio le preguntaron por las capturas de móvil de la fotos de las moraduras que envió a una amiga, respondió que tiene la piel sensible y le suelen salir por golpes que se da. Dijo que a su amiga le contó “mentiras”, las mismas que le relató a una profesora de su instituto, cuando le preguntó que le pasaba al verla baja de ánimo. A la docente le explicó que se había peleado con su novio y que éste la agredía, pero ante la juez y la fiscal aseveró que se lo había inventado por celos y que en el momento de interponer la denuncia no era consciente de lo que podría suceder.

Durante la vista oral se mencionó otro episodio ocurrido el 31 de mayo en la puerta de un supermercado. Entonces dijo que él joven fue a buscarla para merendar juntos, y ella vio los mensajes de él con otra chica y empezaron a discutir. Que él le quitó el móvil porque él se lo había comprado. Reconoció que, posteriormente, su madre habló con el denunciado y éste se lo devolvió. 

Durante la vista oral afirmó que lo que manifestó a su madre también eran mentiras, incluso los whatsapps que aportó en la denuncia y que, según explicó, se los había mandado ella misma. Al preguntarle si tenía miedo del acusado, respondió que no y que actualmente no están juntos.

Su amiga testificó en el juicio y expuso que la joven le había contado “varios episodios” de violencia por parte del novio y que le había pegado en varias ocasiones y que cuando se lo estaba contando no le parecía que estuviera mintiendo, sino que ella veía “sufrimiento”. Añadió que nunca pensó que lo denunciado fuera mentira, y que esperaba que no lo sea.

La titular del Juzgado de lo Penal número 9 recoge en su sentencia que al haberse retractado de sus anteriores declaraciones policiales y judiciales no tiene prueba alguna que acredite la supuesta agresión y amenaza denunciada, puesto que los testigos son de referencia y no presenciaron los hechos. “Ante ello -dice el fallo- quien ahora juzga queda privada de la posibilidad de realizar un adecuado examen de la veracidad de la versión dada en su día por la denunciante a la policía, generando una duda que no puede ser resuelta más que a favor del acusado (...)”

Añade que, tras la retractación de la supuesta víctima, “no cabe dar por acreditados” los graves hechos denunciados, “no tanto porque se haya alcanzado una certeza sobre la inexactitud de tales imputaciones, que no se ha logrado, sino porque no se ha despejado en el acto del juicio la duda que resulta de contrastar”.

Por todo ello, absuelve al acusado, defendido por los letrados Carmen Sánchez y Luis Ángel Marcén, y retira la medida cautelar que le impedía acercarse a la denunciante. Además, ordena que se deduzca testimonio de lo dicho por la joven y se traslade al juzgado por si sus declaraciones pudieran ser constitutivas de un delito de denuncia falsa o falso testimonio, castigado con penas de cárcel. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión