Zaragoza
Suscríbete por 1€

Quejas del PSOE de Calatayud por la asistencia de Jorge Azcón al Rosario de Cristal

Los socialistas critican que el acto se utilizó de forma partidista mientras que el alcalde bilbilitano argumentó que se cursó invitación a otras instituciones. Aranda y el principal grupo de la oposición discrepan del balance de los festejos.

Las concejales Ana Vicén, Julia Olivas y Yolanda Júlvez han realizado el balance de las Fiestas de la Virgen de la Peña
Las concejales Ana Vicén, Julia Olivas y Yolanda Júlvez han realizado el balance de las Fiestas de la Virgen de la Peña
J. Z.

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Calatayud ha registrado una queja por escrito, vía sede electrónica, sobre la asistencia del alcalde de Zaragoza y presidente del PP de Aragón, Jorge Azcón, a la procesión del Rosario de Cristal que tuvo lugar el pasado jueves 8 de septiembre, en el marco de las Ferias y Fiestas en honor de la Virgen de la Peña, patrona de la ciudad bilbilitana. Según ha incidido este lunes en una rueda de prensa la concejal del PSOE Julia Olivas, la presencia del regidor de la capital aragonesa responde a un "uso partidista": "Se ha usado un símbolo religioso y cultural como plataforma política".

"Si se nos hubiera avisado con antelación de su presencia, algunos miembros del propio equipo de gobierno tampoco lo sabían, hubiéramos sabido a qué atenernos. Pero así nos vimos obligados a acompañarle integrado en la corporación, como su comitiva", ha incidido Olivas. En este sentido, ha cargado directamente contra el alcalde al considerar que "se extralimitó en sus funciones, en beneficio propio quizá para buscar un mejor puesto en alguna consejería para la próxima legislatura" y ha valorado que ha sido "una falta de respeto y decoro ya no solo a nosotros sino a todos los ciudadanos". "Fue surrealista", ha manifestado.

A este respecto, Aranda ha asegurado que es "una cuestión fuera de lugar" y ha explicado que "se han enviado invitaciones a todas las instituciones, como todos los años". "Se han enviado a todas las personalidades del Gobierno de Aragón y el único que contestó fue el vicepresidente, Arturo Aliaga, con el que quedamos en vernos aquí el día 28 en una inauguración de una empresa", ha detallado el primer edil. También ha añadido que desde la Diputación de Zaragoza, su presidente, Juan Antonio Sánchez Quero, también le indicó la imposibilidad de acudir a la ciudad.

"Otros años ha venido el propio Sánchez Quero, en 2019 vino la alcaldesa de Teruel, Emma Buj", ha recordado Aranda. A este respecto, Olivas ha argumentado que "hay dos diferencias importantes: no era año preelectoral como sí es este y no era candidata al Gobierno de Aragón". Sin embargo, hasta esta fecha, el propio Azcón no ha confirmado públicamente si asumirá el papel de cabeza de cartel en las autonómicas. Asimismo, Aranda ha recordado que "en 2010 el entonces alcalde, que era Víctor Ruíz, aparece acompañado de José Ángel Bien y Alfredo Boné".

Fiestas "sosas"

Un día después de la finalización de los festejos, los socialistas han hecho un balance de la programación. "Unas fiestas sosas. Con desorden, falta de planificación y con el desconocimiento de las demandas de la sociedad. Han resultado en una Feria nefasta y que ha creado malestar, al ser las patronales más relevantes y las primeras tras la pandemia", ha criticado la también representante socialista Yolanda Júlvez. Ha recordado que "de su tramitación supimos por una comisión extraordinaria que solicitamos nosotros, porque ningún asunto había pasado por ningún órgano anteriormente".

"La Feria estuvo desangelada, improvisando una ampliación del horario de cierre; la inauguración del alcalde fue un mitin, la explanada de las atracciones infantiles en la Pera estaba medio vacía y con quejas de los feriantes, se organizó una salida de gigantes y cabezudos habiendo colegio por la mañana, solo ha habido dos puestos de venta de ajos cuando era una tradición, la plaza de toros está en un estado lamentable y no nos dejan verla", ha ido enumerando Júlvez.

Por otra parte, la edil ha valorado y agradecido expresamente el trabajo de "las asociaciones que han colaborado para aportar cultura, festividad y alegría de forma desinteresada, algunas hasta pagándose los caramelos y los confetis de la cabalgata" y también "de los técnicos y el secretario para que lo poco que ha habido pudiera salir adelante". Júlvez ha puntualizado que "las actuaciones han sido gratuitas, pero no por convencimiento, sino porque no les ha quedado otra".

Sobre las propias Ferias, Aranda valoraba que el balance era "satisfactorio" y que se ha incidido en los actos tradicionales. En el día de la presentación de la programación hizo un llamamiento a la cautela y el control del gasto ante las malas previsiones económicas para los meses venideros.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión