Zaragoza
Suscríbete por 1€

obras

La operación calles de Zaragoza pisa el acelerador

El Ayuntamiento de Zaragoza prevé estrenar en septiembre la renovación integral de la calle de Cuarte mientras continúan los trabajos en las otras seis vías.

Estado de las obras de la avenida de Navarra.
Estado de las obras de la avenida de Navarra.
Guillermo Mestre

La operación calles ha entrado en velocidad de crucero. El que es uno de los proyectos estrella del gobierno PP-Cs, o así lo anunció el alcalde, Jorge Azcón, durante el debate sobre el estado de la ciudad de 2020, ya tiene todos sus engranajes en marcha. Las siete vías que se van a remodelar de forma íntegra, por un total de 9,13 millones de euros, han comenzado sus trabajos y las primeras inauguraciones no tardarán en llegar. La calle de Cuarte, en Torrero, es la más avanzada y acabará próximamente, mientras que para la actuación de más envergadura, la que se está acometiendo en la avenida de Navarra, todavía habrá que esperar hasta 2023.

Todas las obras, que han ido comenzando este año de manera progresiva, tienen un objetivo similar: crear calles más amables y sostenibles, en línea con el urbanismo del siglo XXI, que tengan árboles y más espacio para los peatones en detrimento del tráfico rodado, así como lugares de encuentro entre vecinos o zonas de juego infantiles, entre otras cuestiones. Además, a través de la sociedad municipal Ecociudad, se están sustituyendo las conducciones de abastecimiento de agua y de saneamiento.

La primera en concluir será la calle de Cuarte, que previsiblemente estará lista el próximo mes de septiembre. Ya se está pavimentando y una vez que se termine la configuración de las aceras y el embaldosado se asfaltará y se colocarán los elementos decorativos. Las obras han supuesto una inversión de 650.895 euros. Mientras, la última en empezar fue la de Sixto Celorrio (768.592), que tiene una duración de seis meses. Los trabajos comenzaron en julio y los técnicos de Infraestructuras temían que pudiera haber complicaciones durante la renovación de tuberías en el paseo de la Ribera, por si aparecieran restos arqueológicos. No obstante, no fue así, y este mismo mes se podrá reabrir el paseo al tráfico.

La calle de Félix Latassa junto a la estación de Goya.
La calle de Félix Latassa junto a la estación de Goya.
José Miguel Marco

La calle de Ricla (456.000) también empezó hace poco, en mayo, y tiene una duración estimada de cinco meses. En este caso, ya se han sustituido las tuberías y ahora se está trabajando en las canalizaciones de alumbrado. Próximamente se prevé empezar con la configuración de los bordillos.

Las más costosas

Entre las actuaciones de mayor duración, según indican desde el gobierno PP-Cs, la que está más avanzada es la calle de Félix Latassa, en el distrito Universidad, que culminará, si no hay retrasos, a comienzos de enero. Ya ha comenzado la tercera fase, entre San Juan de la Cruz y la plaza de San Francisco, mientras que el tramo más próximo a Goya está prácticamente acabado con la nueva configuración, a falta de completar el asfaltado, el mobiliario y el arbolado. Estos trabajos han supuesto una inversión de 965.919 euros.

En San José, la calle de Reina Fabiola (1.299.727 euros) también avanza. Los operarios están terminando la primera fase, entre Miguel Servet y Gonzalo de Berceo, y la previsión es que a principios de septiembre se pueda abrir al tráfico para garajes de residentes y carga y descarga, mientras se continúa con el siguiente tramo.

Por otro lado, es complejo el caso de la céntrica calle de San Miguel (1.022.625), cuyas obras se prolongarán un año por su elevada dificultad. En este punto, ya se ha completado la renovación de los servicios del subsuelo entre Comandante Repollés y Urrea y se ha comenzado a colocar las baldosas. Mientras, se ha ido avanzando en el otro extremo de la vía, entre Santa Catalina y Jerónimo Blancas. La dificultad radica en la estrechez de la calle y las características del terreno que, según indican desde Infraestructuras, obligan a excavar a tramos muy pequeños, sin poder abrir grandes zanjas ni operar con maquinaria.

Varios trabajadores colocan baldosas en la calle de San Miguel.
Varios trabajadores colocan baldosas en la calle de San Miguel.
Toni Galán

La joya de la corona

Pero la joya de la corona es la avenida de Navarra, con una inversión que roza los 4 millones de euros y sin duda la renovación más demandada históricamente por los vecinos de la zona. Hace tiempo que necesitaba una reforma urgente, entre otras cosas, por el mal estado de sus aceras, compuestas en algunas zonas únicamente de cemento y plagadas de baches y socavones. Allí ya se ha terminado la primera fase, la renovación de un colector de grandes dimensiones en el cruce con la avenida de Madrid. Actualmente se trabaja en la segunda, en las calzadas y aceras del extremo norte, en sentido salida de la ciudad, donde se están completando las nuevas tuberías arteriales de fibrocemento.

También se ha comenzado a ejecutar en el otro extremo la nueva configuración de la avenida, que se quiere transformar en un gran paseo con aceras accesibles de entre 4 y 6 metros. Además, se colocará una banda verde con arbolado y zonas de descanso con bancos, fuentes y juegos infantiles. Habrá un carril bici central y uno menos para los vehículos. No obstante, no se está actuando en toda la vía, sino entre la avenida de Madrid y el paseo de Calanda, por lo que para verla completamente terminada todavía falta tiempo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión