Zaragoza
Suscríbete por 1€

zaragoza

El Ayuntamiento apoya que Trabajo medie en la huelga del bus pero la DGA insiste en el SAMA

El Gobierno autonómico indica que este servicio, que financia de forma íntegra, es el competente. Chueca reclama al comité que desconvoque los paros cuando se retomen las negociaciones.

Varios pasajeros esperan en una marquesina durante los paros del bus de este martes.
Varios pasajeros esperan en una marquesina durante los paros del bus de este martes.
Guillermo Mestre

El Ayuntamiento de Zaragoza respaldó este miércoles la petición que hizo el día anterior el comité de empresa del bus urbano, que instó a la mediación de la DGA, a través de la Dirección General de Trabajo, en el conflicto que desde hace más de 500 días atraviesa el servicio. Tras el enésimo fracaso de las negociaciones, y con la concesionaria Avanza y los representantes sindicales prácticamente en pie de guerra, la concejal de Movilidad, Natalia Chueca, consideró que la intervención del Ejecutivo autonómico es "una buena alternativa" y afirmó que es el siguiente paso que contempla la ley. Sin embargo, desde el Gobierno de Aragón aseguraron que el Servicio de Mediación y Arbitraje (SAMA) es el órgano competencial.

Las conversaciones para alcanzar la firma de un nuevo convenio colectivo, que permitiría poner fin a la huelga más larga de la historia del transporte en la ciudad, se rompieron el pasado viernes y ahora el horizonte es más que incierto. Después de un mes de julio maratoniano con numerosas reuniones, acercamientos y rupturas, la compañía hizo un último movimiento: presentó una oferta y puso una fecha límite, que ya ha vencido. La propuesta contemplaba una subida salarial fija del 8% y una cláusula de revisión del 11,25%, unas cifras insuficientes para el comité, que considera que no garantizan el poder adquisitivo de la plantilla.

Sin nada sobre la mesa y sin fecha para volver a negociar, estos días ambas partes se han limitado a lanzarse acusaciones y culparse mutuamente de poner palos en la rueda a la resolución del conflicto. La situación está absolutamente encallada y, por eso, la responsable de Movilidad cree, igual que apuestan desde el comité, que es el momento de que la Dirección General de Trabajo intervenga. "Es una opción que ya estábamos valorando porque en otras ocasiones se ha solucionado así", apuntó la edil, que recordó que en 2011 fue como se logró acabar con la huelga del bus.

Según aseguró Chueca, la ley en competencia laboral marca que cuando el Servicio de Mediación y Arbitraje fracasa es esta la siguiente vía de mediación. "Es quien tiene competencia para este tipo de conflictos que se enquistan", indicó la edil, que mostró la disposición del Ayuntamiento a colaborar con la institución en lo que sea necesario. "Nos sumamos a la petición del comité, nos parece bien, y confío en que la Dirección General de Trabajo sea capaz de solucionar lo que el SAMA no ha podido", añadió.

Sin embargo, desde la DGA no apoyaron la tesis del Ayuntamiento. Fuentes autonómicas defendieron que el SAMA es la entidad competente en estos casos y, como recordaron, el Gobierno de Aragón lo sustenta económicamente de forma íntegra. "Es un órgano constituido junto a los agentes sociales expresamente con esta finalidad. A través de este servicio se apuesta por la profesionalización de la mediación en los conflictos laborales en general y en este en particular", indicaron las mismas fuentes, que añadieron que el organismo depende de la Dirección General de Trabajo.

Nueva jornada de esperas

Mientras, los zaragozanos sufrieron este miércoles una nueva jornada de paros parciales que volvieron a provocar largas esperas bajo unas insufribles temperaturas que continúan en aumento. Sobre esta cuestión, la concejal de Movilidad, instó de nuevo ayer al comité de empresa a desconvocar la huelga mientras "se negocia, se trabaja y se articula el procedimiento". "Se lo hemos solicitado por escrito para que lo valoren, sería un gesto de buena voluntad y de respeto a los usuarios", remarcó.

Además, desde el PSOE criticaron el papel que PP-Cs está teniendo en el conflicto que, como recordaron, en el último pleno rechazó la solicitud del grupo municipal de recurrir a un mediador para desatascar la huelga. El concejal socialista Antonio Barrachina exigió al alcalde, Jorge Azcón, que se involucre "de manera decidida" y reprochó que, a su juicio, el gobierno está "poniéndose del lado de una de las partes".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión