Zaragoza
Suscríbete por 1€

sucesos

La Policía investiga la muerte de un preso en el hospital Miguel Servet de Zaragoza

El cadáver del recluso, de 38 años, fue hallado el domingo en el baño de una de las habitaciones del módulo de seguridad del centro sanitario. 

Las habitaciones del módulo de seguridad del Servet tienen ventanas con rejas.
Las habitaciones del módulo de seguridad del Servet tienen ventanas con rejas.
José Miguel Marco

La Policía Nacional ha abierto una investigación para aclarar el fallecimiento de un recluso de la cárcel de Zuera al que custodiaba en una habitación del módulo de seguridad del Hospital Miguel Servet de Zaragoza. El interno, de 38 años e identificado como Carlos Daniel T.R., fue hallado muerto en el baño el pasado domingo por la mañana. Por tratarse de un área de seguridad, todas las habitaciones están custodiadas y existe un circuito de cámaras de seguridad. De ahí que ahora se investigue cómo consiguió este preso burlar los controles, máxime, cuando había sido trasladado a este centro sanitario por un intento de suicidio previo en el centro penitenciario de Zuera.

El fallecido arrastraba decenas de reseñas policiales y judiciales, sobre todo, por robos, aunque también le constaban detenciones por delitos de amenazas, lesiones por imprudencia o contra la seguridad vial. De hecho, una de las últimas veces que pasó por el banquillo fue en septiembre de 2019, cuando se le juzgó y condenó a tres años y dos meses de cárcel por una temeraria fuga por el centro de Zaragoza en la que la Policía llegó a disparar contra su coche para darle el alto. Previamente, Carlos Daniel T. R. y su entonces compañero de fechorías, Francisco Manuel G. P., habían utilizado la tapa de una alcantarilla para romper la ventana de un bar y desvalijar la caja fuerte.

Coaccionado por dos internos

Según fuentes próximas a la investigación, el ahora fallecido ya intentó quitarse la vida hace unos días en la cárcel de Zuera, lo que obligó a trasladarlo a la enfermería del centro penitenciario, en un primer momento, y al Miguel Servet, después. El hospital cuenta con un módulo de seguridad en su décima planta, y es ahí donde se ingresa a los reclusos o a los detenidos que están bajo custodia. Los agentes encargados de vigilarlos se quedan fuera de las habitaciones, que tienen rejas en las ventanas. En cualquier caso, existen cámaras para supervisar a estos pacientes y los funcionarios entran a comprobar que todo está en orden cada cierto tiempo.

A falta de conocer los resultados de la autopsia practicada al finado en el Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA), parece que cuando encontraron ahorcado a Carlos Daniel T.R. acababa de morir.

Por estar privados de libertad, la seguridad de los reclusos es responsabilidad del Estado, que no solo tendrá que aclarar ahora lo ocurrido sino también hacer frente a una previsible reclamación patrimonial por parte de la familia del fallecido. Al parecer, cuando la mujer de este último fue informada de lo sucedido, contó que su marido vivía con miedo en prisión, ya que le había contado que se sentía coaccionado por dos internos. Pero si fue esa o no la posible causa del fatal desenlace será algo difícil de averiguar.

Reclaman por otro caso

El último caso de suicidio conocido en la prisión zaragozana se registró el pasado 29 de diciembre.El fallecido, O. C. G., había ingresado ese mismo día como preso preventivo por un caso de violencia de género. Cuando se quitó la vida, este hombre se encontraba solo en una celda del módulo de ingresos, algo que no era habitual. Según fuentes penitenciarios, a los reclusos relacionados con violencia machista se les suele incluir en el programa de prevención de suicidios. Sin embargo, cuando O.C. G. dicho plan estaba suspendido provisionalmente por la pandemia. Como consecuencia de este fallecimiento, la prisión volvió a activar al día siguiente el programa, lo que ahora parece que tiene intención de alegar la familia para exigir también responsabilidades.

Recursos disponibles

Todos los servicios sanitarios y de urgencias están siempre disponibles para ayudar a las personas de cualquier edad a mejorar su salud mental y pueden intervenir para apoyar y prevenir situaciones de riesgo.

Teléfono de la Esperanza Aragón 976 23 28 28

Teléfono de la Esperanza (atención en crisis) 717 003 717

112 Aragón: emergencias

061 Aragón: urgencias y emergencias sanitarias)

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión