Zaragoza
Suscríbete

movilidad urbana

Zaragoza solo prevé recuperar este año un 6% de usuarios del bus y del tranvía

El presupuesto de Servicios Públicos crece un 5,7% y contempla ampliar la red de aparcamientos y de recarga eléctrica.

Autobús C1 que va de la plaza de las Canteras al cementerio de Torrero de Zaragoza.
Autobús C1 que va de la plaza de las Canteras al cementerio de Torrero de Zaragoza.
Guillermo Mestre

El área de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Zaragoza dispondrá este año de un presupuesto de 192,2 millones de euros, un 5,7% más, con los que garantizar su prestación en un contexto de «dificultades económicas», según defendió ayer la concejal Natalia Chueca. El grueso de las partidas irá destinado a las contratas municipales, y entre ellas destacan las del transporte público, el bus y el tranvía, que según los cálculos del gobierno PP-Cs apenas recuperará un 6% de demanda, para seguir un 25% por debajo de las cifras de 2019.

«Todo lo que podamos recuperar la demanda será importante para las cuentas», apuntó la edil, que confió en que las previsiones se puedan quedar cortas y ganar más usuarios a lo largo del año. De ello dependerá el agujero económico del transporte público, que se cifra, de momento, en 17 millones de euros. En este sentido, Chueca destacó el «esfuerzo ímprobo» del Consistorio a la hora de «garantizar el servicio y el empleo».

Al margen del transporte público, la edil detalló algunos de los proyectos que tiene en cartera para este 2022, algunos de ellos, fruto de la negociación presupuestaria con sus socios de Vox. Por ejemplo, el Ayuntamiento prevé acometer una red de aparcamientos temporales en solares sin uso, así como al menos dos disuasorios a las entradas este y oeste de la ciudad. Además, por petición del grupo de extrema derecha, se estudiará la creación de un estacionamiento en altura en la calle Moncayo.

Por otro lado, se prevé ampliar la red de puntos de recarga para vehículos eléctricos a través de una concesión demanial por la cual empresas del sector se hagan con hasta 36 distribuidores repartidos por la ciudad.

Por otro lado, y también por exigencia de Vox, el gobierno PP-Cs suprimirá definitivamente la Junta Arbitral de Consumo, después de perder la subvención del Estado. Sus trabajadores se integrarán en el servicio de la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC).

Las ayudas al sector del taxi, la plantación de alcorques vacíos, el Bosque de los Zaragozanos o la licitación del nuevo contrato de limpiezaya con el aval del Tribunal de Contratos– serán otras de las líneas de actuación.

Sin reordenación de líneas

Desde la oposición, en cambio, criticaron la renuncia del gobierno PP-Cs a reordenar las líneas del bus y a la creación de un servicio de transporte de alta capacidad en el eje este-oeste. «Es un proyecto continuista y sin ambición», lamentó la edil socialista Ana Becerril. Además, el portavoz de Podemos, Fernando Rivarés, advirtió de que la partida global es en realidad menor que el gasto real del año pasado, y acusó al alcalde, Jorge Azcón, de no mediar en la huelga del bus y del tranvía, las más largas de la historia de la ciudad.

Desde Vox, Carmen Rouco trazó sus líneas rojas para apoyar las cuentas: más aparcamientos y arbolado en los barrios y rechazo rotundo a los proyectos de supermanzanas en el centro.

Por su parte, el concejal delegado de Bomberos, Alfonso Mendoza, explicó que sus esfuerzos se centrarán en «modernizar» el servicio, el más valorado por los zaragozanos. Entre las inversiones destacan el nuevo centro de comunicaciones y del centro de coordinación de emergencias, así como el futuro parque 5 de La Cartuja.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión