Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

LASFU, una red que muestra cómo la unión hace la fuerza y beneficia a un barrio

Una quincena de asociaciones del barrio de Las Fuentes trabajan unidas para ofrecer actividades y echar una mano a quienes más lo necesitan.

La avenida de Compromiso de Caspe, una de las calles principales del barrio de Las Fuentes
La avenida de Compromiso de Caspe, una de las calles principales del barrio de Las Fuentes
Heraldo

Trascender la individualidad y trabajar en equipo, dejando de lados los personalismos para centrarse en el bien común. Este es el objetivo de la Red LASFU, una organización de individuos y entidades del barrio zaragozano de Las Fuentes, organizadas de forma no jerárquica en torno a temas o preocupaciones comunes. Está formada por una quincena de asociaciones del barrio -deportivas, vecinales-, así como por una parroquia, AMPAS y personas individuales y su objetivo para 2022 es ampliar sus miembros a unas 50 personas y 30 colectivos.

Laureano Garín es el presidente de la Asociación Civitas de Las Fuentes, una de las entidades que forman parte de la red. Garín explica que gracias a esta red “hemos aprendido que lo importante es llegar a resultados positivos, dejando de lado las diferencias y trabajando en equipo en una sociedad individualista”.

Garín explica que uno de los principales proyectos que van a poner en marcha en 2022 es “un estudio socioeconómico del barrio de Las Fuentes” para conocer “la situación a nivel estadístico, obtener un diagnóstico y ver hacia dónde tiramos” porque Las Fuentes, asegura, “en este momento es un barrio que tiene una mala situación socioeconómica”. El estudio está “perfilado” y dicen poder tenerlo preparado “para septiembre”.

Entre sus objetivos para este nuevo año también está reforzar la presencia de su blog de noticias y potenciar y difundir la plataforma de comerciolasfuentes.com.

Cuando se creó esta red en el año 2017 fue con vocación de continuidad. Garín explica que al comienzo fue un certamen de actividades que creció de año en año, con una amplia oferta lúdica y cultural. Su actividad se desarrolló con actuaciones de promoción y de fomento de acciones al aire libre en los periodos estivales y con una programación de interior en los meses de invierno.

En la actualidad, su trabajo en red es una “forma efectiva de hacer las cosas”. Supone ir tejiendo “relaciones, aprendizajes, complicidades”, para ir avanzando nudo a nudo hasta conseguir un “espacio común en el que se puedan seguir sumando nuevas iniciativas, propuestas y empeños”. En la práctica, la metodología del trabajo en red significa una manera eficaz de compartir la información, de aprender de la experiencia del otro y de trabajar juntos.

“Muchas entidades y, sobre todo organizaciones que trabajamos en el ámbito social, necesitamos redes para apoyarnos y agrupar a personas y organizaciones con objetivos comunes y similares con el fin de tener más eficacia y conseguir metas antes en tiempo y forma”, explican desde la red. Para ello, a través de LASFU “ponemos en contacto a asociaciones, colectivos, comercios, empresas, profesionales, vecinos para ser más eficientes y poder maximizar y aprovechar todos los recursos en aras a conseguir objetivos que representen el interés general, permitiéndonos presentarnos como un colectivo de personas y organizaciones que representan los intereses de un grupo amplio de la ciudadanía”, añaden.

En su caso concreto, buscan “la promoción de cambios legislativos o mejora de políticas concretas que afectan directamente al distrito de Las Fuentes que requieren la movilización de la población afectada y la necesidad de intervención. De ahí, el hecho de trabajar en red nos permite llegar a más gente y conseguir concienciar a un mayor número de personas”.

Otras veces, “afrontamos situaciones como la covid-19 donde damos respuesta humanitaria entregando alimentos de primera necesidad, servicio de ropero solidario, productos higiénicos y que garanticen la seguridad familiar y el aseo personal a familias y personas en riesgo de exclusión o vulnerabilidad social, especialmente a familias monoparentales y familias numerosas”

Además, en estos momentos, la red ha abierto puertas al pago de alquileres a familias sin recursos económicos. Para escolares menores miembros de familias vulnerables “hemos facilitado alimentos para el desayuno escolar, concedido becas de comedor escolar, material curricular con la compra de libros, material escolar y juegos didácticos, juguetes solidarios, concursos de gestión ambiental para jóvenes y otros proyectos y programas que garanticen la Igualdad en nuestro ámbito de actuación para familias carentes de recursos económicos”, exponen.

Una de las iniciativas de mayor calado de la red es la entrega de alimentos, gracias a la cual “en 2020 ayudamos a unas 1.766 familias, más luego todos los actos específicos que realiza cada asociación por su cuenta, por lo que, en total, llegamos a un elevado número de personas”, explica Laureano Garín. Añade que “a fecha de 31 de diciembre, hemos entregado cerca de 7.800 lotes de comidas, que son unos 151.000 kilos, y se han empleado unos 1700 voluntarios a lo largo del año”, todo ello sin contar con otros proyectos como los desayunos en los colegios.

Entre las características de esta red está la horizontalidad- la relación entre los individuos y los colectivos de la red es “entre iguales”-, la pluralidad y diversidad de miembros y la interrelación de todos ellos, interdependencia, participación y compromiso. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión