Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

Cinco empresarios de Zaragoza, acusados de gastar 1,3 millones de subvenciones en joyas, viajes y lujo

El Ministerio de Industria dio las ayudas a una compañía que iba a fabricar lana de roca para revestimientos ignífugos. Los investigados se enfrentan a penas que podrían alcanzar los 40 años

El juicio se ha celebrado en la Audiencia de Zaragoza
El juicio se ha celebrado en la Audiencia de Zaragoza
Guillermo Mestre

El Ministerio de Industria lleva casi seis años tratando de recuperar los casi 1,3 millones de euros con los que subvencionó a un grupo de empresarios de Zaragoza para la construcción de una fábrica de revestimientos ignífugos en Calamocha. Con este dinero, la administración quería contribuir a la reindustrialización de la provincia de Teruel. Sin embargo, ni la planta llegó a ponerse en marcha ni sus impulsores crearon ningún empleo, ya que gran parte de estas partidas se destinó a la adquisición de joyas, viajes y otros lujos. Así lo entienden al menos la Fiscalía y la Abogacía del Estado, que ahora piden penas que suman hasta 40 años de cárcel para los cinco presuntos responsables del fraude.

La DGA también creyó en las bondades de este proyecto empresarial, al que otorgó otra subvención de 195.750 euros a través del Instituto Aragonés de Fomento (IAF).Y como ha hecho el Ministerio de Industria, dado que la fábrica de revestimientos nunca se hizo realidad, el Gobierno aragonés se ha personado también como perjudicado para recuperar su dinero. Según los técnicos, solo se construyó el esqueleto de la nave, a la que no se dotó ni siquiera de agua o electricidad. En cuanto al equipamiento, aseguran que lo único que se compró fueron máquinas de segunda mano, algunas de ellas inservibles.

El juicio contra Fidel G. V., Jorge Luis G. P., Teresa P. L., José María N. S. y Eduardo Jesús O. L. tenía que haberse celebrado ayer en la Audiencia de Zaragoza. Sin embargo la ausencia del primero, al que los investigadores consideran cerebro de la supuesta trama, obligó a aplazar la vista. Según fuentes judiciales, el acusado presentó un justificante médico alegando que había dado positivo en coronavirus y se encontraba en cuarentena. Hace unos meses se produjo otro intento fallido de celebrar el juicio, por lo que los magistrados de la Sección Primera estaban dispuestos a seguir adelante y juzgar más tarde a Fidel G.V. Sin embargo, la Fiscalía  se pronunció en contra y el tribunal atendió su petición.

Numerosos testigos y periciales

Se trata de una causa prolija, con numerosos testigos y pruebas periciales, por lo que estaba previsto que las sesiones se prolongaran durante toda esta semana. Por ello, se antoja algo complicado volver a señalarla a corto plazo. De hecho, todo apunta a que será la próxima primavera cuando los cinco investigados se sienten por fin en el banquillo para responder de unos hechos que se remontan a 2009. Según el Ministerio Público, fue en diciembre de aquel año cuando la empresa Aznabian, con sede social en la capital aragonesa, se dirigió al Ministerio de Industria para solicitar las primeras ayudas.

Sus responsables querían montar una fábrica de morteros ignífugos, en concreto, de lana de roca, un negocio presupuestado en 1.790.000 euros: 700.000 para la construcción de la nave    y el resto, para la adquisición de maquinaria. El Ministerio de Industria concedió una primera subvención de 895.000 euros en 2010, pero en los ejercicios siguientes la iniciativa siguió recibiendo ayudas públicas. Como es habitual, la administración quiso comprobar que las partidas se estaban dedicando al fin previsto .Y fue entonces cuando comenzaron los problemas, ya que obstaculizaron el trabajo de los inspectores a los que no facilitaban  información. De ahí que se acabara exigiendo a los acusados el reintegro de todo el dinero que se les había concedido.

Según la Fiscalía, los investigados idearon un plan para quedarse el dinero de las ayudas, que se evaporaron a través de reintegros en metálico injustificados, compra de joyas, billetes para un crucero y otros viajes y hasta la adquisición de un unifamiliar.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión