Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

Quejas por retrasos en adjudicar a jóvenes con autismo plazas en centros de día: "Los chicos necesitan sus rutinas"

En junio terminaron en su centro de educación especial, en el que ya no pueden seguir porque han cumplido 21 años, pero llegaron a septiembre sin tener otro destino. La DGA afirma que son casos puntuales por la falta de algún trámite.

Marisa Casión con su hijo Diego y Juan Cebrián con su hijo Javier, ambos con autismo.
Marisa Casión con su hijo Diego y Juan Cebrián con su hijo Javier, ambos con autismo.
Heraldo.es

Diego y Javier han cumplido 21 años y ya no pueden continuar en el centro de educación especial en el que se han formado. Han terminado una etapa, tal y como estaba previsto, pero sus familias han vivido este comienzo de curso, que tenía que haber sido en septiembre en un centro de día, con la incertidumbre de no saber cuándo podrían empezar, aunque sabían que tenían plaza. Varias de ellas se han quejado a la DGA de los problemas de conciliación y del desajuste que ha supuesto para los jóvenes el retraso de la Administración. 

Desde el Gobierno de Aragón han afirmado que se trata de retrasos puntuales de unos "dos meses", en casos en los que ha faltado alguna documentación u otro problema de tramitación.  "Siempre se intenta que en septiembre tengan este recurso, pero a veces por diferentes cuestiones se retrasa este procedimiento: falta un papel, cuestiones administrativas…", han puesto como ejemplo desde el departamento de Ciudadanía y Servicios Sociales del que depende el Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS). 

Cambio de PIA

Todos los años se abre un proceso durante el último curso de educación especial, que terminan algunos jóvenes a los 18 y otros a los 21 años. "En enero los centros se ponen en contacto con el IASS para explicar la situación de los chavales y recomendar el centro que necesitan", añaden desde Servicios Sociales. De allí van a un centro de día, uno ocupacional o un centro especial de empleo, tras hablar con los colegios donde han estado y las familias. 

Esta etapa supone cambiar el Plan Individualizado de Atención (PIA), contemplado en la normativa de dependencia y pasar de una prestación por cuidados en el entorno familiar a un servicio en forma de plaza subvencionada. La prestación se mantiene mientras no se adjudica la plaza y lo que tendrán que seguir pagando es el coste del transporte y el comedor si necesitan utilizarlos.

"Mi hijo toma una medicación antipsicótica, que hemos tenido que aumentar por estar más nervioso de lo normal"

Sin embargo, a las familias que este año sufren los retrasos no les convence la explicación. "A mitad de octubre llamé y no sabían nada, me dijeron que se estaba retrasando y que hasta la segunda quincena de octubre no sabrían nada", cuenta Juan Cebrián, padre de Javier, diagnosticado con autismo y con una discapacidad del 77%.

Javier, a causa de su trastorno, "toma una medicación antipsicótica, que hemos tenido que aumentar por estar más nervioso de lo normal", llegando a tener crisis "con autolesiones", ha explicado en un escrito que ha dirigido también al Justicia de Aragón. Juan asegura que en su situación habría "varias familias con personas con discapacidad que esperamos expectantes confirmación y adjudicación". Ante la falta de noticias se plantó con una pancarta la semana antes del Pilar en la puerta del IASS, ubicado ahora en el edificio de los antiguos juzgados en la misma plaza de la basílica.

Juan Cebrián y su hijo Javier, protestan por el retraso en la adjudicación de una plaza en un centro de día.
Juan Cebrián y su hijo Javier, la semana antes del Pilar, protestan por el retraso en la adjudicación de una plaza en un centro de día.
Heraldo.es

Finalmente, lo único que pudo hacer fue pagar de su bolsillo una plaza en el centro que le tocaría a su hijo. Cuenta con que en noviembre ya pueda hacerse cargo el IASS. Una plaza en un centro de día le cuesta a la Administración unos 800 euros al mes.

"Sabemos que nos la van a dar, pero estás con incertidumbre de que no te la han notificado"

Marisa Casión no tiene todavía oficialmente plaza para su hijo Diego, de 21 años, aunque ha conseguido poder llevarlo al centro que sabe que le han adjudicado. "Solo estoy pagando el autobús y el comedor, que es lo tenemos que pagar", cuenta. Pese a ello, se queja de la inseguridad desde que acabó el curso en junio. "Sabemos que nos la van a dar, pero estás con incertidumbre de que no te la han notificado", añade, y piensa en los que vengan el año que viene, ya que "pueden seguir igual".

"En mi caso yo trabajo y mi marido está jubilado por enfermedad y se ha quedado en casa con él hasta llevarlo al centro, pero entre medias me ha tocado un ingreso de mi marido", cuenta sobre la organización de este tiempo en casa. Considera que desde que entregaron la documentación en enero, la Administración "ha tenido suficiente tiempo".

"Que sean más ágiles para que los chicos no se queden sin asistencia"

Además de los problemas de conciliación que supone el retraso, su preocupación se centra en su hijo y otros como él que sabe están en su misma situación. "Que estemos con los chicos en casa dos meses me parece vergonzoso porque necesitan sus rutinas y gente especializada en trabajar con ellos", afirma. Ya lo pasaron mal durante el confinamiento en el que se tardó en permitirles salir a pasear con justificantes especiales. En los centros aprenden a ser autosuficientes, cada uno según sus capacidades, con talleres de cocina o manualidades de cara "a desenvolverse, a ser más autónomos de lo que son", cuenta.

Marimar, otra madre con una hija con autismo, ya tiene plaza, pero tuvo que insistir mucho hasta que le dijeron que se la daban, desde el 20 de septiembre. "Tienen que ser conscientes de que las familias trabajamos y el 1 de septiembre todo vuelve a la normalidad". Pide a la Administración que sean "más ágiles para que los chicos no se queden sin asistencia" esos meses.

Juan coincide en que si se movilizan ahora es para que esto no suceda el año que viene. "Que Dependencia sea más ágil con los expedientes y adjudicación de plazas y 'gastos' por cambio de PIA", pide, para que puedan empezar en septiembre en los centros de día. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión